Excursión al pueblo de la Aduana

Recientemente caminamos  por las calles empedradas del pueblo de  La aduana, -uno de los antiguos pueblos  mineros de la región -, como preámbulo para enfilarnos hacia lo alto de “la sierra de Alamos”.  Esta zona del estado de Sonora es conocida también como “tesoro de la sierra madre occidental” por su riqueza  biológica y alta diversidad de especies. Invertimos un par de años desde que nos enteramos que hay un grupo de guías organizados en recorridos  turísticos por  esa zona serrana hasta que pudimos materializarlo, para ello fue necesario volver un par de ocasiones y varios correos electrónicos tanto entre los que estábamos interesados en el viaje como con los guías.

Después de que algunos se sumaron y otros declinaron llegamos un grupo de 6 personas a la entrada del pueblo donde ya nos esperaban tres guías que pronto organizaron los enseres y víveres en un par de burros para casi inmediatamente iniciar una alegre caminata por el arroyo bordeado de sabinos…por fin íbamos rumbo a la cumbre.

En ese momento no sabíamos a ciencia cierta el esfuerzo que nos implicaría y lo que nos esperaba, solo teníamos la certeza compartida de conocer esa parte de la sierra del sur del estado que está dentro de una zona natural protegida conocida como “Sierra de Álamos-Arroyo cuchujaqui”.

Personalmente me motivaban coincidir con amigos a los que nos gusta la inmersión en sus parajes, disfrutar del amanecer en las montañas, conocer especies endémicas y realizar algunas tomas fotográficas desde lugares estratégicos, por ejemplo desde donde se dominan el valle agrícola  rumbo al mar o bien la magnifica ciudad de Alamos hacia el oriente.

Dado que salimos a media tarde pronto descubrimos que la ruta elegida por nuestros guías era muy empinada obligándonos a ascender en constante sig zag pero sobre todo que una parte de nuestro ascenso tendría que hacerse de noche.

Caminar por veredas estrechas, constantemente empinadas bordeando desfiladeros,  pronto dejo de ser divertido pues la noche nos cubrió  y  los que ivamos en la avanzada, solo disponíamos  de la luz de la luna ya que en el otro burro se había quedado mi  mochila con la lámpara, por lo que solo me quedaba confiar en el guía y su burro que sostenían un ritmo que si bien no era de prisa si era constante y parejo. En un momento dado o le pedía que se parara  o le mantenía el ritmo, así que opte por acercarme de tal manera al guía que podía pisar exactamente en donde el acababa de pisar, mientras mantenía la mirada clavada en el suelo, olvidándome de lo que nos rodeaba, al fin y al cabo ya no se distinguía casi nada. Caminando así recordé las “caminatas de poder” que Don Juan Matus le enseño a Carlos Castaneda por lo que inmediatamente incluí el doblar de los dedos de las manos que él sugiere así como evitar hablar durante el trayecto.  Utilizar esa técnica que conocí hace muchos años fue como un impulso natural,  lo que lo hizo una  experiencia extraordinaria fue hacerlo de noche y en las laderas de una sierra empinada y totalmente desconocida. En cuanto llegamos al primer plano del terreno el guía se detuvo a esperar al resto del grupo pues ya nos habíamos adelantado bastante, nos sentamos en silencio en casi total oscuridad por lo cerrado del bosque. Nos sobrevino un silencio envolvente que paulatinamente fue desapareciendo, me obligo a un estado de máxima alerta por inesperado, por lo que me dedique a disfrutarlo. Una vez que llegaron los demás sacamos las linternas y retomamos el camino. La luz parecía molestar al burro y el guía demostraba no hacerle falta, tal es su conocimiento de esas veredas escarpadas.  Muy pronto llegamos y acampamos, nuestros guías dispusieron todo y encendieron el fuego, para entonces Carlos, uno de nuestros acompañantes que es aficionado al ciclismo de montaña y experto en electrónica nos informo que  su teléfono celular le indicaba que habíamos ascendido mas de setecientos metros en un poco mas de tres horas de caminata. La zona donde acampamos  fue en un claro de un tupido bosque de encinos que a pesar de su ligera pendiente era muy propicio para el descanso tanto para nosotros como para los animales de carga. Revisamos el cielo estrellado tratando de identificar a las estrellas mas notorias mientras cenábamos a la luz de la fogata, leves ráfagas de viento fresco animaban las copas de los arboles, mientras se oían a lo lejos los sonidos nocturnos del monte y  los animales que lo habitan, como una especie de saludo e interrogatorio hacia los que nos encontrábamos invadiendo su espacio. Ya antes, a medio camino fuimos rebasados por una parvada muy numerosa de pericos que con sus graznidos nos reclamaban haberlos interrumpido.

Amanecer en lo alto de las montañas de la sierra  es realmente revitalizador, el aire es fresco y limpio, los pájaros con sus cantos urgen al sol que se apresure, los guías siempre anticipándose a todo delinean la ruta a seguir y nosotros, los citadinos, arreglamos nuestras cosas aprestándonos para una nueva caminata.

Casi inmediatamente al bordear una ladera apareció de pronto “el pilaron” una imponente maza de granito erguida verticalmente como  un vigía milenario que lo mismo da cobijo a quienes llegan hasta su base como sirve de testigo al león de montaña que caza venados en su vecindad y que deja vestigios de piel al arrastrarlo y que para todos los que se asoman por esos parajes es una referencia obligada para ubicarse en las soledades de este monte lleno de una vegetación que resulta exuberante si la comparamos con la que se encuentra en las planicies que lo rodean.  Por aquí predominan los encinos, el “palo mulato” cuya cascara da un te suave, el “palo santo”, la pitahaya barbona, la “cacachila” cuyas ramas huelen igual que los zorrillos y por supuesto la “lechuguilla”  de donde se saca el aguardiente de esta zona serrana cuyas flores  (“bellusas”) se comen guisándolas tal y como si fueran  las verdolagas que se dan allá abajo en el valle. La caminata fue de un poco mas de cuatro horas que fueron suficientes para agotar el agua de las cantimploras y obligarnos a terminar por acceder a las indicaciones de nuestros guías de tomar agua de los “aguajes” que nos encontramos a la vera de los caminos. Sin embargo el recelo de quienes vivimos rodeados de cemento y asfalto nos obligo a recurrir a los desinfectantes microbianos antes de beberla, a pesar de la insistencia de los lugareños que cada vez que podían afirmaban que siempre la han consumido así como está, con lama y todo, sin que les pase nada. Bordeando la sierra pudimos apreciar la vista aérea de Alamos justo desde el lado opuesto a la que proporciona su mirador.

Cada vez que me era posible me separaba del grupo ya sea dejando avanzar a los de adelante o adelantándome en solitario hasta que obtuve la recompensa esperada: me tope casi de frente con una venada ya grande, ambos reparamos de la presencia del otro por un chiflido intempestivo que pegue para confirmar la cercanía de los que venían atrás azuzado por el temor de haberme alejado del camino correcto, sentí su sobresalto y admire su destreza al correr, pero me dejo su mirada. La inconfundible mirada del alma de los montes que solo tienen los que nacen y mueren sin nunca salir de él.

Bajamos en silencio, sin prisas y bordeando el impresionante “naca charamba” o piedra monumental que engalana la vista desde lo alto de la sierra  cuando uno mira hacia el valle donde está asentado Navojoa, a un lado del cual esta la represa del “veranito”.

Pronto estábamos sentados en la placita del pueblo de la Aduana rehidratándonos y regocijándonos por lo que habíamos vivido en esos dos días en que rompiendo nuestras rutinas nos adentramos en al animo de la sierra y en la paciencia de nuestros guías.

Etiquetas:

En el Ojo del Huracán…

Por diversas circunstancias tuve la oportunidad de impartir  cursos en un penal de una ciudad del norte de México, me presentaba dos veces por semana para atender a Adultos y a los niños ahí recluidos.  La experiencia me dejo impresiones directas de lo que es la vida en la cárcel y la oportunidad de conocer casos específicos de las tragedias que envuelven a quienes, culpables o inocentes, tienen la desgracia de caer en esos lugares.

Cuando me acercaba a sus paredes el espectáculo dominado por el gris, los guardias armados en sus torres y la mirada seria, casi siniestra de quienes los custodiaban, siempre me servían de una especie de recordatorio: mis alumnos son una selección de delincuentes convictos de los mas variados delitos. Por espacio de mas de un año repetí con ellos una rutina que incluía el paso por la aduana del penal, la reunión de los participantes en el área de visita familiar y la despedida con sus respectivas “tareas” para la próxima clase, en un espacio de tiempo que rara vez rondaba las dos horas.

Un amigo mío me comento que había mucha necesidad de darles clases a los internos que lo estaban solicitando y de lo cual el estaba bien enterado pues era uno de los  médicos del penal. “De que quieres que les de clases”, le pregunte: “de lo que quieras” me dijo. Una semana después le confirme que les impartiría cursos de meditación a los que ya sabían leer y de alfabetización a los iletrados. Con el tiempo he llegado a la conclusión de que debería de haber procedido precisamente al revés, pero en ese entonces no lo entendía así..

El penal estaba sobrepoblado, la hacinación e insalubridad hacían  peligrosa una estancia de por si penosa. Cuando  me desplazaba por los pasillos enmarcados por tela de alambre rumbo a la zona de los infantes podía ver e interactuar con mis alumnos en la zona cercana a sus celdas, poco a poco me di cuenta que todos, niños y adultos tenían un rasgo en común: al momento de la despedida, invariablemente usaban la frase “que le vaya bien” para dirigirse conmigo. Esa frase, de tanto que la oí, retumbaba en mi mente transmitiéndome la sensación de desamparo en que se encontraban quienes me la decían, la mirada me refrendaba un mensaje mucho mas profundo que las palabras: desde su perspectiva, el solo hecho de poder salir a voluntad, ya es “irle bien” a uno. También percibía  una especie de asombro y de reproche incrédulo incluido en sus miradas: como es posible que éste venga a meterse aquí, si todos los que estamos dentro lo único que queremos es salir…?

La vida en el penal es lenta, larga y sobretodo pesada por todo lo que incluye. Los testimonios de quienes han estado ahí son muy variados al respecto y sin embargo en el fondo  monótonos.  Después, leyendo la “divina comedia” del Dante Alighieri no pude menos que recordar en sus descripciones de los círculos infernales algunas de las cosas que relatan  los que han vivido en prisión y que nos  han hecho afirmar, y a ellos repetir, que estar ahí es como “estar en el infierno”.

Después de saludarnos e intercambiar  anécdotas –las de los internos suelen ser personales  en extremo- los invitaba a realizar algunos ejercicios de respiración que nos preparaban y predisponían para hacer nuestros ejercicios de meditación. Para algunos era solo motivo de curiosidad, al grado de no poder cerrar bien los ojos cuando el momento lo requería, pero había otros que si seguían sinceramente las instrucciones y disfrutaban los momentos de paz que se pueden obtener mediante las disciplinas de la mente una vez que el cuerpo se ha relajado. Ellos son los que me hacían regresar.

Con la convivencia vinieron también las confidencias y la solicitud de favores que casi siempre incluía servirles de correo para comunicarse con sus familiares. Una vez que mi amigo el doctor se enteró que llegue a pasar cartas por la aduana del penal sin reportarlas, me reprendió y ante la dificultad que tenia para decirles que no a los ruegos de los internos, opte por espaciar mis visitas hasta que finalmente di por concluido los cursos.

Fue penoso pues los mas dedicados ya habían probado momentos de paz interior, disfrutado de controlar la  imaginación cuando es dirigida y la sensación de apoyo de alguien que,  si lo pedían, era capaz de escuchar sus asuntos personales siempre y cuando no tuvieran que ver con su proceso penal.

Varias veces me advirtieron los que se enteraron de mis frecuentes visitas al penal: “así como puedes ganar amigos también puedes ganar enemigos”, la cual en el fondo es cierto, pero como yo no iba en búsqueda ni de uno ni de otro, solicite la presencia de un guardia cuando la situación llego a requerirlo.

Algunos han descrito su presencia al visitar una cárcel como estar en “el ojo del huracán” en referencia a que si bien se observa todo en calma y cierto orden, todo es apariencia pues en cualquier momento se puede desatar la furia contenida que asoma por los ojos y por la palabra tanto de los internos como de sus guardianes.

Me propuse decirles que la libertad interior es importante como lo es la libertad física, haciendo ejercicios de imaginación dirigida les hice viajar, haciéndoles reflexionar que ellos, los que nos rodeaban armados y vigilantes, tenían retenidos sus cuerpos pero no su conciencia. Que todos tenemos la libertad de imaginar lo que queremos, pensar lo que mejor nos plazca, perdonar, orar en silencio, etc., etc., y que nadie nos lo puede impedir.  Que la libertad de odiar o bendecir es solo de cada cual y nadie la puede interferir pues es parte del fuero interno de cada ser humano. Y sobre todo, que podemos aprender de nuestros errores cuando reflexionamos sobre lo que hemos hecho y que es posible superar la tendencia al delito y las reincidencias si nos asociamos con otros que tengan los mismos propósitos.

Me atreví a insistirles que hay quienes nunca han estado en reclusión física sin embargo viven encerrados en la envidia. Que es lamentable que haya quienes vivan esclavizados del que dirán o de sus vicios y que ese tipo de prisión es mas fuerte y de mas largo plazo –muchas veces de por vida- que la estancia en la cárcel.

La convivencia de maestro-alumno era en condiciones muy especiales y complicadas, pero fue enaltecedora ya que comprobé que en cualquier circunstancia, por mas difícil que esta sea, siempre hay un lugar para la esperanza.  Algunos captaron lo que fui a decirles y que ya lo había advertido elocuentemente Krishnamurti: “Nadie puede poner en una prisión psicológica, -a quien- ya está en ella”.

Pero sobre todo que había una manera de aprovechar la aparente calma de estar en “el ojo del huracán”: salir de nuestra propia prisión personal.  Que hacerlo no era cuestión de fugas pues ese tipo de libertad de la que tanto les insistí,  no depende de puertas de metal, cerraduras y plazos forzosos  sino simplemente de lograr la libertad interior.

Etiquetas:

La renuncia del papa

Hace unos días  Joseph Ratzinger investido desde el año 2005 como el Papa Benedicto XVI expresó su decisión de renunciar a seguir siendo la cabeza de la Iglesia Católica provocando una ola de sorpresa, inquietud, curiosidad y un sinnúmero de reacciones por todo el mundo.

Su argumento principal fue “ya no tengo fuerzas para seguir…”, aunque al siguiente día al referirse al tema exhortó a la iglesia que dirige a “dejar la hipocresía y los afanes de protagonismo” dejando atisbar con esto algunos aspectos de la situaciones que lo llevaron a tomar una decisión que si bien no es inédita, no se había presentado desde hace mas de 600 años.

El es  uno de sus mas lúcidos teólogos, que contribuyó en forma destacada en el Concilio Vaticano II, sin embargo mas tarde, ya como titular de la Congregación para la doctrina de la Fe ( que en siglos pasados fue conocida como la Santa inquisición) bajo el pontificado de su antecesor y en el que duro muchos años, se distinguió por su conservadurismo y rígida ortodoxia, rasgos que también lo distinguieron en su pontificado.

De los aspectos políticos y clericales que pudieron llevarlo a tomar esa decisión no tiene caso abundar, pues ya lo harán los especialistas en las intrigas de la curia vaticana y los analistas políticos, quienes se referirán seguramente a los casos de pederastia, corrupción, intolerancia y traiciones de sus allegados que han llegado a ser públicos.

Me motiva mas referirme a los aspectos de fondo que tiene este asunto que fascina a millones de personas al alrededor del mundo, unos por conocer la identidad de su nuevo pastor, otros por simple curiosidad de saber que va a ser de él una vez que se nombre a su sucesor – pues ahora va a haber dos papas: uno en funciones y otro emérito- y todos por saber el nombre del siguiente, inmediatamente que se disipe el humo blanco que emanará de la capilla Sixtina al momento del anuncio al mundo tal y como lo establece el procedimiento.

Como teólogo destacado y experimentado expresó su renuncia en un consistorio cardenalicio, en presencia del Decano de los cardenales y expresando que lo hacia “ en plena libertad” , al otro día  repitió su discurso de entonces ya ante otro publico, ampliando algunas de sus preocupaciones y planes para el futuro de reclusión y oración que vislumbra para sí mismo. Inmediatamente después salió a la luz que en la primera ocasión que  expresó su decisión de renunciar, fue precisamente el decano de los cardenales quien obligado por las circunstancias tomo la palabra y ya un poco repuesto de la sorpresa le recriminó: “Cuando le anuncie el resultado de su elección le pregunte si estaba preparado para desempeñar el cargo…Usted me respondió sin vacilar que si…”.

En el fondo de la cuestión esta la pregunta “ ¿cómo podría dejar de ser papa cuando el dogma indica que fue elegido por inspiración del Espíritu Santo?

Algo pasa en la organización de la Iglesia que los aspectos teológicos, que subyacen en sus cimientos, no están siendo suficientes para ayudar a mantener en su posición a quien la encabeza o quien lo fue no tiene las características que el cargo exige. Lo desafortunado del acto que acaba de protagonizar al renunciar es que  todavía esta fresca en la memoria colectiva la forma extraordinaria en que su antecesor llevo el apostolado hasta el ultimo aliento de vida que le fue dado, aunque en su momento, no falto quienes criticaran el hecho por lo patético de las imágenes expuestas,  sin reparar que lo que estábamos viendo también era  el reflejo de una decisión personal inquebrantable de quien haciendo grandes esfuerzos intentaba sobreponerse a las limitaciones de un cuerpo frágil por las enfermedades y la edad.

Esta decisión ha generado no solo sorpresa sino rechazo incluso dentro de la misma Iglesia. El caso mas notorio, por elocuente, fue el del secretario polaco de Juan Pablo II, testigo privilegiado de su  sufrimiento pues le acompaño hasta el final, ya que se refirió a la renuncia del actual papa expresando: “uno no se baja de la cruz…”.

Ha habido 265 papas en la historia y solo cuatro han renunciado a sus cargos, Que el método para elegirlos no sea infalible y que los elegidos se equivoquen en algunas cosas es propio de la condición humana por lo que el dogma de la infalibilidad del papa cada vez se ha ido delimitando a temas exclusivamente teológicos y en estricto sentido  solo nos queda respetarla, pues  es obvio que entre mayor sea el puesto mayor es la responsabilidad.

La vida, muerte y resurrección de Jesús como fuente para las decisiones que derivaron en la fundación de la Iglesia no proporciona ninguna justificación para las escisiones que se fueron sucediendo al paso de los siglos y que han originado múltiples denominaciones de Iglesias Cristianas, que a la fecha suman mas de 250. Su mensaje no ha perdido vigencia, pues aun hoy las personas interesadas en él batallamos para estar a la altura de sus enseñanzas.

Sin embargo la sencillez y trascendencia de sus palabras así como  su ejemplo  excepcional de vida rompieron el estigma de los que siempre aseguran “no hay nada nuevo bajo el sol” pues la de él sí lo fue y marco la pauta para que otros nos motiváramos a tomarlo de guía.  En la cúspide de su ejemplo iluminando los siglos, esta la trama del ajusticiado que hasta en su agonía se dedica a orar y pedir perdón para sus verdugos “porque no saben lo que hacen….”, demostrando cual es el camino para  subir al ara del supremo sacrificio para dar la vida por nuestros semejantes, pero sobre todo con la inusitada y extraordinaria hazaña que representa su resurrección que definitivamente lo  convirtió en un parte aguas en la historia de la humanidad.

Al Escribirse su biografía  y reproducirse sus palabras, estas han llegado a ser poco a poco  conocidas prácticamente por todo el mundo, aunque los procesos históricos que lo hicieron posible también impidieron que fuera adoptado en todos los países, reflejándose una vez mas la mano invisible de la “voluntad del Padre” que es la forma como él se refería no solo a quien lo envió sino a los planes que habiéndosele comunicado lo obligaban a actuar de determinadas maneras y que hoy mas de dos mil años después dejan entrever algunos aspectos que el desarrollo  de la humanidad ha mostrado.

Los principios espirituales son universales por lo que la trama de la vida humana es básicamente la misma, sin embargo la idiosincrasia, cultura y organización de cada pueblo hacen posible que se vistan con ropajes y ritos propios  dándole  forma a su propia religión, las cuales siempre cumplen una función histórica en el devenir de la humanidad.  Las religiones antiguas cumplieron algunas funciones inherentes a su tiempo.  Los principios cristianos fueron en su tiempo un gran salto hacia adelante, fueron -y son- una extraordinaria guía para la vida.

No hay, ni ha habido,  un solo pueblo sin religión.  Sobre el uso político, faccioso y  hasta para desatar guerras que se le ha dado a las religiones no tiene caso ahondar pues ya lo han hecho muchas personas y hay muchos estudios al respecto, aunque evidentemente ninguna de las que se han formado en base a su vida y sus palabras tiene fundamentos para eso.

Predicar, en sus palabras, nunca incluyo el obligar a nadie.  Sus palabras, reproducidas todos estos siglos hasta el infinito, se han proyectado de tal manera que están grabadas indisolublemente en el alma de la humanidad:

“Buscad primeramente el Reino de Dios y su Justicia y  todas las demás cosas se os darán por añadidura”,

“Si tuvieras Fe del tamaño de un grano de mostaza moverías montañas”,

El que quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame”

“Perdona a tus semejantes setenta veces siete”,

“En que os améis los unos a los otros demostrareis que sois mis discípulos”,

“Dios mío si te es posible quita de mi este sufrimiento, pero no se haga mi voluntad sino la tuya…”

Estas sencillas y cortísimas frases contienen la sabiduría de los siglos, humanizada. Si las enlazamos, podríamos decir que hay una última frase que  no está escrita ya que pertenece al silencio propio de la reflexión. Ese tipo de silencio es parte de la elocuencia de la sabiduría de la que él fue uno de sus máximos exponentes, esa frase a la que me refiero se escribe en el corazón de las personas que le ponen empeño en comprender y vivir sus enseñanzas. Dicha frase no es idéntica para nadie y no necesariamente esta formada de  palabras, se trata de  certezas interiores. La recibieron directamente aquellos afortunados que tuvieron la dicha de mirarle a los ojos para preguntarle algo, en aquellos tiempos en que caminaba bajo el sol desplazándose de pueblo en pueblo.

Veinte siglos después hemos complicado muchísimo las cosas,  a lo largo de la historia hemos interpretado a nuestro gusto sus enseñanzas, sacado de contexto cuantas citas podemos encontrar para justificar nuestras decisiones y encontrar sustento a lo que nos separa, cuando su mensaje fue de unión, de amor, perdón, sacrificio por los demás , esperanza y salvación.  No hay ningún testimonio de que obligara a nadie a seguirle, como tampoco de  solicitar algo a cambio,  solo que hiciéramos lo que el hizo. Así de sencillo.

El momento histórico en el que se elegirá al nuevo papa refleja las complicaciones que le hemos agregado a la vida, el desgaste de las Instituciones en que se ha petrificado la Iglesia Católica y  abre la posibilidad de que sea mas joven que su predecesor y de cualquier raza y nacionalidad. El caso mas visible de esas contradicciones  es el conclave mismo ya que se trata de una reunión de los mas altos dignatarios de la Iglesia que al recluirse en oración se les impone -en reclusión-  la obligación de elegir al nuevo papa por el método de votación cruzada entre si mismos hasta que alguno de ellos logre la mayoría. Dichas condiciones han conducido a darle mas importancia a las reuniones previas al inicio del conclave mismo, al grado de que ya se han incluido en el procedimiento formal, complicandolo enormemente.

Cuando El necesitaba comunicarse con el Padre, se retiraba en soledad a algun lugar apartado, prefería las frases espontáneas a las formulas ya escritas y lo hacia con una resolución inquebrantable ajeno totalmente a los horarios.

Entre mas reglas, horarios y admoniciones que incluyen hasta la excomunión (usar un teléfono celular dentro de la capilla sixtina, por ejemplo) se apliquen para quien esta a punto de ser el papa los coloca en una situación extraordinaria por  contradictoria. En un momento pueden pasar de estar a punto de ser el “ungido” a perder todos los cargos y estar fuera de la Iglesia. Tratar así al cuerpo pero sobre todo a la mente no es la mejor ayuda para que se exprese el espíritu.  Las decisiones tomadas en esas condiciones impulsan a los protagonistas y a quienes los rodean cada vez mas lejos de priorizar las necesidades espirituales de la humanidad para atender  a “las mundanas”.  Ya no es solo el líder espiritual al que buscan sino al gobernante y ese es la raíz de la situación de contradicciones en que se han embarcado desde hace algunos siglos.

El momento histórico en que se va a realizar es cada vez mas complicado, las disyuntivas que se le plantearan al sucesor de Benedicto XVI incluyen tantas cosas que seria demasiado su sola mención, la que sobresale entre todas es el descenso de el numero de fieles que dan cuerpo a la Iglesia en proporción a la población actual.

Si es de raza negra se avivaran las referencias a que será el ultimo papa de acuerdo a las profecías de San Malaquías. Sin embargo aun si no lo es, tampoco podrá esquivar ese mismo estigma aunque ahora valiéndose de las de Nostradamus.   En cualquier caso y a pesar de los tiempos de crisis que le tocará presidir a la Iglesia, la opción de renunciar ya le estará vedada.

Etiquetas:

Testigo ocular….

Escribo indignado. Desde una indignación no momentánea sino acumulada. El mundo  actual se complica cada vez mas, los avances científicos y la sobrepoblación presentan retos que lo proyectan al futuro pero que también lo están destruyendo.

Es difícil estar en él sin advertir los peligros que le son propios y los que se le han agregado conforme el circulo del tiempo se ha ido prolongando. No sabemos con certeza quien va a llegar primero si el futuro o la destrucción. Hay convulsión, crisis económica y crisis social, guerras y rumores de guerras, pero sobre todo confusión.

Veo como la inocencia dura cada vez menos en las nuevas generaciones… he sido testigo de cómo la humanidad la perdió cuando las guerras dejaron de ser asunto exclusivo de los implicados directamente para ser un asunto que posibilita la vida o muerte de millones y, si algunos se lo proponen, de toda la humanidad.

Es indignante que el progreso de la ciencia y la tecnología se haya usado para eso y no esté siendo suficiente para dar alimento, casa y educación a los niños. Que hemos estado haciendo entonces…?

Que tienen en el corazón los que se dedican a inventar y fabricar  armas…?, los que se las dan a los niños  para que se incorporen a la vida, los que las distribuyen en forma indiscriminada…? No lo sabemos, pero sí sabemos que tienen en la mente los gobernantes: las personas son solo un instrumento mas en sus luchas de poder y en el caso de los soldados un arma que se usa en tantas cantidades como sea posible y que  desechan cuando ya no pueden seguir en el campo de batalla. Pocos conviven con  los veteranos de guerra.  A los que los convencieron y enviaron a los campos de batalla ya no les gusta saber que la vida de esos desdichados que lograron sobrevivir a la barbarie  difícilmente logran sobrevivir al infierno que una vez desatado ya no los abandona.  Algunos no logran nunca escapar de sus recuerdos. Si los nuevos reclutas supieran los altísimos índices de suicidio de los veteranos de guerra lo pensarían dos veces antes de hacer lo que les envían a hacer en los campos de batalla.

Es indignante ver  gobernantes cegados por  el poder. La mayoría no tiene la dignidad de asumir como titular lo que como candidato prometió.  Las campañas políticas se parecen cada vez mas a la casa de los espejos donde ninguna cosa es como aparenta ser.  Engañando a la gente se engañan a sí mismos para después vivir miserablemente de sus recuerdos de oropel.

Me indigna que se sucedan los gobernantes entre sí  y no pase nada relevante para mejorar la situación. Todo indica que una vez que toman posesión comprueban que el margen de maniobra real es reducido pues los “mercados”-como eufemísticamente se hacen llamar los especuladores, los odios interraciales e interreligiosos, las compañías internacionales y la ambición desbocada de sus oponentes políticos terminan por bloquear todo lo trascendente, si es que alguna vez se plantea.

Me indigna la corrupción generalizada y la impunidad lacerante.  Es asombroso que el engaño y la traición sean el motor que mueve a multitudes y que cada vez mas opten por el asesinato. Solo queda el amor y la bondad de unos cuantos cuya minoría aumenta.

Me indigna que las religiones se alejen de lo que sus fundadores anhelaron a pesar del denodado esfuerzo de los que dedican su vida a dignificarlas. Es alarmante que algunos religiosos traicionen los principios de su religión y se traicionen a sí mismos aumentando la estulticia de un mundo ya de por si carcomido.

La indignación se convierte en tristeza al comprobar que los vicios y delitos  están ganando cada vez mas batallas en ese verdadero campo de batalla que es el alma humana.

Me indigna que se enseñe el lucro como algo benéfico, que se estimule la acumulación de bienes cuando tantas personas carecen de tantas cosas.

Me indignan la despiadadas reglas de convivencia laboral en la que se nos obliga a transitar  transmitiéndonos la certeza de que algunos podrán sobresalir y por lo tanto debemos aceptar  tácitamente que otros, muchísimos otros, no lo lograrán, pero sobre todo que cuando alguien abusa del mas débil o hace trampa, haya quienes acepten que eso está bien.

Me indigna que la globalización de la información sature los espacios con millones de trivialidades aturdiendo las conciencias a la manera  de los somníferos, que sumado a las rudezas de la vida cotidiana, con pocos trabajos disponibles y salarios bajos, consumen el tiempo de las gentes agobiadas por sobrevivir afectando su capacidad de reflexión y haciéndolos  cada vez mas como autómatas programados a merced de sus instintos y de quienes les controlan los estímulos.

Me indigna la descarada manipulación de la información que se practica obsesivamente y, por supuesto,  el sistema político-económico que permite y estimula todas estas cosas.

Me indigna profundamente que no se le de la máxima importancia al amor al prójimo y al respeto a la naturaleza.  Que la poesía, la música clásica luchen por sobrevivir entre la estridencia de una gran parte de la  juventud, unos por estar ahogados en alcohol, otros atrapados en las drogas y la inmensa mayoría fascinados por nimiedades.

Me entristece que nos engañemos con los avances de la ciencia médica que ya reemplaza y hasta produce nuevos órganos para los enfermos y que presume estar en el camino de la “juventud eterna”, cuando no hemos logrado poner a disposición de todos los métodos ni las motivaciones para ser mejores personas. Las estadísticas de suicidios juveniles hablan, “gritan” que éste no es el mundo que les deberíamos de dar o no les dimos todo lo que necesitaban para enfrentarlo tal cual es.

De todo esto estoy siendo testigo presencial y no me puedo quedar callado. He convivido con los olvidados del sistema y conocido testimonios de fe y esperanza, aun y cuando lo hagan desde ese laberinto interminable en que lo hemos convertido todos.

También escribo con esperanza, la que nos da el saber que  otros también se han indignado y los que se van a indignar cada vez que se les haga ver que el mundo actual dista mucho de ser la única versión posible.  He seguido con mucho interés la ola de indignación que recorrió las calles de Europa y América hace unos meses, lamentablemente la indignación social ante un sistema perverso, así como esta planteada, corre el riesgo de ser desactivada con correcciones al desempleo y bloqueos informativos, la indignación a la que me estoy refiriendo  se enfoca contra la perversidad de unos y la debilidad y pasividad de otros, pues ambos  subyacen en el interior de cada cual,  sin dejar de incluir la denuncia de los absurdos e injusticias del sistema.

El mal es tan grande que ya llego al cielo.

El mal esta ganando la batalla afuera una vez que la ha ganado adentro de cada persona.  Es necesario rebelarnos primero contra las condiciones interiores que hacen posible que seamos cómplices o víctimas de todo lo que sostiene este absurdo estado de cosas.

Somos testigos presenciales de la injusticia y de la apología del delito que mantienen a la mayoría de la gente en un estado de tibieza, encerrada en los gruesos barrotes de la degradación personal que le producen sus propias debilidades. Este mal se ha reproducido en nuestro interior, pero su poder es tan grande como  nuestra debilidad ante sus opciones, por lo que indignarnos ante la injusticia y dejar de hacer lo que ha alimentado todo esto, es un primer paso.  Ya Edmund Burke nos lo advirtió magistralmente cuando dijo: “Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada.”

Etiquetas:

Las Ideas arquetípicas

El estudio de la antropología comparada analizada a la luz de la información ahora disponible y de los últimos adelantos científicos permiten darnos cuenta de ciertas coincidencias y  similitudes que existen en diferentes culturas que ocuparon espacios y momentos históricos sin relación entre sí, los cuales son de tal magnitud que llaman la atención y sobre todo que nos invitan a la reflexión.

El Ser humano siempre ha querido saber sobre Dios, El origen del Mundo, como esta organizado el Universo, el sentido de la vida, lo que sigue después de la muerte, etc. La curiosidad científica no es mas que una  de las expresiones de la necesidad intrínseca que tenemos de saber sobre nosotros mismos.

Que Dios tiene tres aspectos principales, por ejemplo, es un rasgo común a varias culturas: Brahma-Vishnu-Shiva entre los Brahamanes de la India, Osiris-Isis-Horus entre los Egipcios, Ometeotl-Tonantzin-Quetzalcoatl entre los aztecas, Yu Ching-Shan Qing y Tai Quing (los tres puros) entre los Chinos, Itzamnaat-Ix chel-Kukulcan entre los Mayas, etc., son ejemplos de “coincidencias” que tienen su correspondencia con un  modelo de Padre-Madre-Hijo, aunque una vez analizadas a detalle emergen características y rasgos que nos los rebelan como entes mucho mas complejos que el de los miembros de una familia, como sucede por ejemplo con nuestro Padre-Hijo y Espíritu Santo que es el equivalente moderno que utilizamos actualmente para referirnos, sin duda, a las mismas características Divinas y que son imposibles de explicar como con  un mismo origen dadas las diferencias geográficas, culturales y temporales de las culturas que concebían a Dios de tal manera.

Que la cultura occidental se haya nutrida de una concepción del infierno en base a nueve niveles tal y como los describiera el Dante Alighieri es coincidente con los nueve mundos subterráneos de los Mayas denominados “bolon Ti Kú” y así es también entre los Budistas que hablan del Naraka o lugar de tormento con sus variados niveles subterráneos.  Idéntica concepción tuvieron los Egipcios al hablar del “amenti”, los Celtas al referirse al “annwn”, los Sumerios con su “dilmun”,  los chinos al incluir en sus concepciones cosmogónicas al “yan luo”, los griegos con el “hades”  y así hay un largo etcétera.

El “agnostostheos” o dios desconocido y por lo tanto sin figura humana de los griegos es el mismo “Amon-Ra”  que era denominado “el oculto”, “ el que habita en todas las cosas” entre los Egipcios, que a su vez fue concebido casi exactamente igual por los mayas bajo el emblema grafico no humano denominado “Hunab Ku”, el “dador del movimiento y la medida” y como “ipalnemohuani” –aquel por quien se vive- entre los toltecas.

Las Trece dimensiones como características del espacio-tiempo  ya comprobadas matemáticamente por parte de la física cuántica actualmente, fueron hace mucho concebidas por los Mayas en la forma de sus trece cielos denominados “oxlahunTiKu”, concepción idéntica a la de los nahuas que ubican a Ometeotl viviendo en el treceavo cielo en su cosmogonía original.

Las ideas actuales del “Big-Bang” como una gran explosión inicial para explicar el origen del universo que se expande a partir de entonces, implica la existencia de un punto mínimo que al explotar inicia su expansión, también implica la posibilidad de  que haya un momento máximo de expansión para luego implosionar contrayéndose sobre sí mismo y terminar  reduciéndose  a sus componentes originales y, así,  después de una periodo de tiempo volver a generar las mismas condiciones que darán origen a una nueva explosión.  De esta forma y de otras varias ideadas por los científicos es posible explicar no solo la existencia de varios o múltiples universos sino el rasgo  cíclico de sus características,  en lo cual esta enfrascada la ciencia actualmente.   Sin embargo esta concepción dista mucho de ser original pues  no hace sino recordarnos los antiquísimos relatos de la cultura Brahamanica de la India que hablan de días cósmicos o “mahavantaras” y noches cósmicas “pralayas” sucediéndose en forma interminable en el tiempo e infinitamente en el espacio.

El aspecto femenino de Dios es universalmente reconocido por casi todas las culturas que en el mundo han sido: la virgen María en sus distintas advocaciones es Isis la diosa madre del mundo entre los egipcios, Tonantzin nuestra madre común entre los aztecas, Astarte la virgen del mar entre los  Fenicios. Es la “Inanna” de los Sumerios, Ix Chel la diosa de la fertilidad y de la luna por cuya intercesión todos venimos al mundo entre los Mayas, Devi kundalini  la Divina Madre entre los Indúes, es Ishtar  la virgen de  Mesopotamia, es Kwan Yin la que “oye los lamentos del mundo” o Madre Misericordiosa de los budistas.

La existencia del diablo es un aspecto también concurrente en toda la historia de la humanidad pues el Lucifer nuestro como ángel caído y por lo tanto en combate contra Dios, es el mismo “xolotl” náhuatl en su carácter de hermano gemelo y enemigo de Quetzalcoatl y exactamente idéntico al “seth” egipcio en su representación de hermano y enemigo de Osiris.

Los mitos y relatos cosmogónicos antiguos en el fondo pueden ser tomados como  episodios didácticos que fueron utilizados para enseñar a las gentes de esas épocas verdades universales que tienen que ver con  el origen y destino del mundo, la naturaleza humana y por supuesto de cómo esta organizado el universo de acuerdo a como ha sido concebido por cada cultura en el paso del tiempo.

Los ángeles del cristianismo existieron antes como Dioses en Egipto y Mesopotamia. Fueron  los Semidioses o Devas de la India, los dioses de la cosmogonía china y los numerosos dioses de Mesoamérica.

Es sumamente interesante resaltar que hay episodios correspondientes a relatos épicos sobre el origen del hombre, el peregrinar del alma cuando la persona muere, la relación que tiene con seres sobrenaturales, etc.,  de culturas tan diferentes entre sí y que tengan rasgos en común.  Obviamente no son idénticos pero basta revisarlos a detalle para que resalten los cosas.  El caso –por poner un solo ejemplo- de la Coyolchauqui  combatiendo a Quetzalcoatl, su hermano, con la ayuda de cuatrocientos (innumerables) surianos entre los Nahuas y el de Seth el hermano de Osiris, traicionando y matándolo  con la ayuda de numerosos cómplices ( o diablos rojos)entre los Egipcios antiguos cuando ambos relatos coinciden además en el triunfo final tanto de Quetzalcoatl como de Osiris…

Las coincidencias no son aparentes, son reales. Las ideas arquetípicas están al alcance de la inspiración, las personas que lo han hecho, captan o intuyen la naturaleza del mundo y la trama del devenir humano terminando por construir de generación en generación mitos y leyendas en un  esfuerzo por transmitir las certezas  obtenidas a sus contemporáneos usando lo que tienen a la mano y de acuerdo a la idiosincrasia que les es propia. La época del esplendor de la antigua Grecia, de el apogeo de los pueblos mesoamericanos, etc.,  son ricas en esa especie de pedagogía social, de la que  los pueblos con cultura propia del mundo, pero suficientemente antigua,  han hecho gala en mayor o en menor grado.

Que es una idea arquetípica sino la imagen de algo que ya existe, aquello que esta reflejado en el fondo de las cosas y que alcanza a ser visto por aquellos que  en momentos de inspiración  basados en  la búsqueda incesante, la conciencia despierta, pero sobre todo en experiencias místicas  y que poco a poco se fueron integrando de generación en generación hasta que se fusionaron para  llegar a ser finalmente una especie de testimonio anónimo revestido de mitos y leyendas.  Que es la soledad y la inmensidad del universo para esas almas que nos siguen hablando por medio de sus Dioses y sus relatos…?  Donde esta la barrera del tiempo, la lengua y la distancia si logramos conocer el hilo conductor que los une…?  Como agradecer suficientemente a los que nos entregaron las llaves de la Gnosis para entrar a los terrenos de lo aparentemente desconocido y sin sentido para la vida moderna del siglo XXI con la lámpara del análisis comparativo, la inspiración  y la conciencia alerta?

Una de las maneras es enseñando a otros a hacer lo mismo.

El mundo no es solo lo que aparenta ser ante nuestros ojos así como nosotros no somos solo lo que creemos que somos. Descubrir las verdades de la trama en la que nos desenvolvemos es parte de la escuela de la vida donde los mitos, las parábolas y las leyendas nos dicen partes de una obra en la que somos actores desde muy variadas perspectivas utilizando figuras que son propias para la época y en muy diferentes estilos.

Las verdades universales trascienden el tiempo, por lo que cada cultura a pesar de darles nombres diferentes y vestirlos de tramas originales cuando están en contacto con las ideas arquetípicas portan contenidos cuya significado es para que lo capte el alma de quien al conocerlas las re-conoce.

La omnipresencia de Dios hace posible que todos los pueblos que ha habido en la historia de la humanidad, en mayor o menor grado, le conozcan y tengan las ideas básicas de cómo acercarse a él.

Sin embargo como eso no es obligatorio ni hay un solo camino,  los Chinos, los Mayas, los Judíos, los Egipcios, los Griegos, los Incas, los Toltecas, etc., etc., han tenido sus propios métodos, ritos y lenguaje para intentarlo.  Ya lo dice el adagio atribuido a Dios: “de mil que me buscan, uno me sigue, de mil que me siguen, uno me conoce, de mil que me conocen uno es mío….”

Etiquetas:

Knock out…¡¡¡¡

Cuando lo vi caer de esa manera tan espectacular, la escena me sorprendió: todos a mí alrededor estallaron en júbilo, gritaban y festejaban con inusitada alegría, mientras me esforzaba por observar la escena ya que desde antes me había hecho el propósito de observar mis propias reacciones. Había caído inconsciente uno de los boxeadores, las cámaras se esforzaban por captar los detalles y al no poder hacerlo dada la cantidad de gente que lo rodeaba, enfocaron a la esposa del infortunado que yacía en la lona, transmitiendo al mundo la estampa angustiada de una mujer al punto del colapso que necesitaba ser contenida para evitar se subiera al ring. Enfocaron entonces a los comentaristas y  los que rodeaban al escenario parecían estar en la misma situación, muy pocos ahí, salvo sus partidarios, reparaban en lo delicado de la situación, la cual se relajo un poco cuando lo vimos incorporarse todavía con ayuda. El trastorno era colectivo.  Unos por una especial fascinación por la victoria cuando es contundente y otros por ver humillado a su ídolo.

Uno de mis acompañantes se sorprendió al escuchar mis comentarios de preocupación por la suerte del caído, me cuestionó seriamente  si acaso era partidario del filipino Manny Pacquiao, al percatarse de que no había manifestado ningún gesto de festejo como todos los demás, le explique algunas razones humanitarias, pero  con la mirada me mostro su incapacidad para entenderlas, extasiado como estaba…me retire en silencio obligado a reflexionar sobre lo acontecido. Tenía tiempo retirado de  ese tipo de espectáculos pero una situación fortuita me coloco de nuevo ante la pantalla de la televisión.

Durante varios días estuve cavilando sobre la situación. El boxeo es un deporte que incluye en sus características varios rasgos que provienen de la más remota antigüedad, los cuales son recapitulados por todos los grupos de varones una vez que llegan a la primera infancia y tiene su clímax en la adolescencia: la preeminencia social mediante la fuerza. Al iniciar su vida social los niños simulan pelearse y en la adolescencia muchos de plano lo hacen realmente pues es una de las principales actividades de esa etapa de la existencia que incluye la ostentación dentro del grupo donde se desenvuelve y que ha sido muy estudiado por los antropólogos.

Como deporte ha confirmado su peligrosidad con las frecuentes muertes de alguno de los participantes cuando el enfrentamiento es disparejo o simplemente cuando alguno recibe un mal golpe al fragor de la batalla. Un estudio reciente reporto 339 muertes  de 1950 al 2007 y asegura que  las categorías menores son las mas afectadas.

Los intereses económicos de quienes lucran con los espectáculos mantienen al boxeo no solo a merced de quienes hacen trampa y de quienes apuestan, sino con ingredientes de brutalidad y barbarie inconcebibles para un deporte.

Cuando le sugerí a un aficionado que este deporte debería de realizarse por lo menos como se hace en las olimpiadas, lo desaprobó inmediatamente: “dejara de tener atractivo” me dijo. Confirmándome que, en el fondo, los protagonistas sirven de vehículos para proyectar fantasías y toda clase de valores según sea el interés de quienes promueven las peleas. Así, son los países los que se “enfrentan” en los puños de los boxeadores, o desahogan rivalidades inventadas, todo lo que sirva para dar forma a un marco de interés artificialmente elaborado con un fin claro y ostentosamente publicitado: la cantidad de dinero que les generará a todos los involucrados.

De las muertes registradas nadie se quiere acordar, esos desdichados pasan a ser estadísticas macabras en las que nadie insiste, sin incluir los muchos más numerosos casos de quienes sufren los estragos del brutal efecto que los  golpes reiterados hacen en el organismo, pues casi todo gira alrededor del mundo de las apuestas y de las televisoras.

Si las reglas se hicieran por los boxeadores seguramente se tendría en cuenta primero la seguridad y luego el espectáculo, sin embargo cuando afloran las emociones más primitivas del ser humano que incluye   la sensación de peligro es la adrenalina la verdadera protagonista y cuando una persona está bajo su influencia las funciones de la conciencia dejan su lugar a las instintivas donde golpear, gritar, ser golpeado y escuchar a la multitud enerdecida, es solo parte de un constante querer sobrevivir.   Es evidente que observar a las personas en esas condiciones siempre ha fascinado a las multitudes.

Los escenarios actuales del boxeo no hacen sino recrear al antiguo coliseo romano y demás lugares que tuvieron funciones similares en otras partes del mundo, que con algunas modificaciones obvias,  incluye ahora a  todos los ingredientes que le daban forma, la que sigue siendo exactamente la misma es la turba estimulada por  el alcohol que se reproduce a sí misma por todo el mundo enardecida por el sonido de los golpes y la posibilidad de ver  sangre de verdad, no importa que eso implique que uno de los gladiadores pague con su salud –acortando y hasta entregando su vida- o tal vez precisamente por esto último.

Cruzar apuestas estimula a los protagonistas dejándolos susceptibles a la influencia de los apostadores y eso incluye a los comentaristas, los jueces, etc.,  pero sobre todo, ellos, los deportistas son víctimas de la manipulación que les inculca desde muy temprana edad “la gloria” que significa triunfar en una disciplina que se basa en golpear a los oponentes con más fuerza y en mas cantidad que la que el otro logre hacerlo con la finalidad de recibir un pago por ello. La esencia misma del boxeo expone a sus protagonistas a daños graves de salud, además de hacer que algunos mueran arriba del ring o a los pocos días de su última pelea, cuantas  tragedias mas deben de pasar para que se modifiquen las reglas y se le dé  máxima importancia a la salud de los boxeadores…?

Cuando la civilización alcanzará para superar los instintos y supeditarlos a la inteligencia?.

Cuando sera la conciencia la que dirija nuestras vidas…?

Etiquetas:

El fin de una Era…

A petición de varios amigos volveré a tocar el tema del calendario maya y el fin del mundo tal y como se publicita insistentemente en estos días por todos los medios masivos de comunicación. Para los que estudiamos esa ancestral y singular cultura  es un poco paradójico ver los términos mayas en todos lados y a la vez observarlos carentes de los significados que tanto se esmeraron ellos en darles, se omiten cosas, se descontextualiza otras y se les dan múltiples interpretaciones. Los resultados dan para todos los gustos y terminan confluyendo en la sensación y certeza de un “apocalipsis inminente” que caracteriza esta época de oscuridad espiritual y confusión generalizada.

En la historia del mundo, tal y como la conocemos actualmente, se tienen registradas muy pocas culturas originales, extensas, longevas  y únicas por  su gran influencia en el devenir de la humanidad: Egipto en el norte de África, en la India, las que se desarrollaron en la confluencia de los ríos en lo que ahora es Irak, en China y las que se asentaron en lo que ahora es México y América central.

Los mayas antiguos, como los toltecas, teotihuacanos, zapotecas, olmecas, aztecas, etc., utilizaron métodos similares para integrar su calendario, sin embargo quienes lo registraron con mayor grado de precisión y complejidad fueron ellos. El calendario maya es además el más preciso de todos, pues cuenta con referencias múltiples que incluyen los ciclos de la naturaleza, el sol, la luna, los planetas y las estrellas. El concepto maya del tiempo es circular, más bien cíclico y se basaba en los movimientos aparentes del sol, Venus y la luna (los tres astros más brillantes del cielo),sin dejar de referenciarse con las demás estrellas. El calendario solar, lunar y venusino les permitió predecir los eclipses, los ciclos de la agricultura, los equinoccios y elaborar una entramada trama mitológica con ellos como principales protagonistas. Dicha miología incluye la creación de una pareja original, el concepto de un Dios abstracto sin figura antropomórfica, la existencia y destrucción de otras cuatro humanidades antes que la de ellos, etc. Muchos de los  edificios mayas están alineados al movimiento de los astros, sobre todo del Sol y de Venus. Hay variados registros que los muestran manipulando una especie de “redes” lo cual fue interpretado al principio como personas tejiendo, cuando en realidad dichas redes son el equivalente a las retículas que usan los astrónomos actuales para registrar las posiciones exactas de las estrellas. La religión maya está inmersa y marca toda su vida de principio a fin e incluía la reencarnación, usaban un sistema numérico vigesimal  de manera que la cuenta del tiempo basado en varios ciclos simultáneos entrelazados entre sí (a la manera de ruedas dentadas), más el concepto del “cero” como un símbolo matemático para referirse a la ausencia de valor, los llevo a idear un sistema de 20 en 20 que incluyó períodos de millones de años.

El sistema numérico y calendárico, completo, incluía:

1 Kin 1 Kin 1 Día Aproximadamente:
1 Uinal 20 Kines 20 Días Un mes
1 Tun 18 Uinals 260 Días Un                             año
1 Katun 20 Tuns 7,200 Días 20                              años
1 Baktun 20 Katunes 144,000 Días 394                            años
1 Piktun 20 Baktunes 2,880,000 Días 7,890                         años
1 Calabtun 20 Pictunes 57,600,000 Días 157,808                     años
1 Kinchitun 20 Calabtunes 1,152,000,000 Días 3,156,160                  años
1 Alautun 20 Kinchitunes 23,040,000,000 Días 63,123,287                años

De los múltiples ciclos los más difundidos eran  el de 260 días, el de 365 días y la serie lunar. De los primeros dos sale la “rueda calendárica” de 52 años pues  en la combinación de los dos solo se pueden repetir una misma fórmula cada 18 980 días  y también la rueda de “los katunes” de 256 años. La inmensa mayoría de las fechas usaba solo cinco niveles (hasta el baktun). Sin embargo como dato curioso se sabe que la inscripción de la Estela F de Quiriguá muestra la fecha 1.8.13.0.0.0.0.0.0.0 1 ahau, 13 yaxkín, que corresponde a 91 millones 683 mil 930 años en el pasado. En otra de ahí mismo llamada Estela D proporciona la fecha 1.3.13.0.0.0.0.0.0.0.  Dicha  fecha en la inscripción corresponde a un día ocurrido más de 400 millones de años antes de la erección de ese  monumento conmemorativo. Dado que los niveles van de 20 en 20  los 20 Alautunes corresponden a casi 1300 millones de años.  Enigmáticos cálculos para una sociedad eminentemente agrícola que atisbó las cantidades con las que se mide actualmente la edad del planeta.

Todos los ciclos eran repetitivos, utilizaban  la posición relativa de los periodos entre sí para darles contexto y referencia en un concepto del tiempo interminable. Sus reflexiones filosóficas no contemplan el fin del mundo inexorable y absolutamente como se interpreta actualmente en nuestra cultura occidental, ellos insinúan un caos controlado por su calendario pues le asignan periodos específicos de permanencia, la muerte es solo el principio de  una nueva vida que se regenerará por la acción del fuego, pues la muerte no es más que una parte de la vida misma que se renueva incesantemente en toda la naturaleza. En cada fin de ciclo era “el fuego nuevo” el protagonista de las ceremonias e invariablemente era precedido por un período de cinco días.

Las inscripciones más largas e importantes invariablemente inician con una fecha de “la rueda calendárica”, refieren un evento importante y a partir de ella mediante cálculos adicionales y referenciados a este, registran múltiples eventos, con una precisión y síntesis extraordinaria para resaltar la trascendencia de los mensajes con un lenguaje sencillo y elegante.

La famosa fecha de fin de ciclo a que se refieren los medios en estos días, es una que se escribe así: 13.0.0.0.0. 4 ahau 8 cumk´u y que corresponde al día 11 de Agosto del 3,114 a.c. Por razones que no caben aquí preferían que el ciclo de los baktunes fuera de 13 y no de 20.  De tal manera que el ciclo que se inició en esa fecha abarcaba 1,872,000 días o 5,125 años, que  de acuerdo a la correlación más aceptada actualmente corresponde al 21 de Diciembre del 2012.

Estamos, pues, ante el cierre de un gran ciclo de 5,125 años.

En la época de su esplendor las ceremonias del apagado del fuego y el encendido del “fuego nuevo” eran de gran trascendencia. De las más notorias eran las que ocurrían cada 52 años pues correspondían a la escala de vida humana, por lo que es interesante revisar que registraron ellos cuando la fecha máxima del calendario que usaban ocurrió la última vez. Existen registros arqueológicos y antropológicos de que durante el fin de esos periodos los mayas apagaban las hornillas o fogones de sus casas y se recluían, mientras los sacerdotes realizaban ayunos y sacrificios en espera de que transcurrieran los últimos 5 días (uayeb) de cada año calendárico ya que 18 meses de 20 días cada uno solo da 360. Cada año, cada 52 años y cada fin de ciclo sucesivamente,  las ceremonias eran más importantes en función de la largo del periodo que se cerraba amarrado como estaba al siguiente por esos cinco días “fatídicos” o “sin cuenta”.

Así que en principio, si hemos de seguir las directrices de la cultura maya deberíamos de considerar los CINCO días anteriores de 21 de Diciembre que es precisamente el día de hoy que es 5 días previo al del fin del Baktun 13.  De  acuerdo con la correlación actual, el día de hoy, 17 de diciembre de 2012 corresponde a 12 Baktun, 19 Katun, 19 Tun, 17 Uinal y 16 Kin y se escribe así: 12.19.19.17.16 en caracteres arábigos y en glifos mayas así:

La última vez que ocurrió una fecha de 13.0.0.0.0 4 ahau 8 cumh’u dicen los registros arqueológicos ( Estela C de Quirigua):  “…fue cuando es reemplazado el fuego, atadas las tres piedras empotradas…una por cada (uno de los tres dioses). Esto ocurrió en el lugar supra natural donde está el del trono de piedra (empotrada) del jaguar…(de)el dios (ik Naah Yax Ahiin –serpiente-cocodrilo rojo-) …esto ocurrió en el corazón del cielo….fue –en el–  el trono de piedra…y entonces ocurrió la atadura ( el sembrado) de la piedra por el Dios Naah Itzamnaaj ( el donante de la vida universal) en el trono de piedra de las aguas, esto ocurrió en la orilla del cielo…(-dando existencia-) al lugar del fuego nuevo de tres piedras –ya- que terminaron 13 baktunes, porque así lo ordeno -o supervisó –el Dios Wak Chan Ajau…” (“El gobernante de la Gran Casa, de la Gran Plataforma del Rostro del Cielo”)-(esta última referencia tomada del tablero del templo de las inscripciones de Palenque).

En el altar U de Copan  también se relata una ceremonia de año nuevo que incluye la renovación del fuego pero de un ciclo mucho más corto  e incluye el uso ceremonial del “Chij” o bebida alcohólica ritual.

Lo que es evidente ahora que ya se traducen fonéticamente los jeroglíficos mayas es que los especialistas se han topado con la costumbre antigua de esa cultura de hablar ceremonialmente en sentido figurado (el suyua tan), propiciando que las traducciones  sean ininteligibles para quienes no conocen la religión y la mitología maya. El códice de Kalkini y los chilam balam son ejemplos emblemáticos de esta costumbre que ha cubierto de un manto de misterio las múltiples interpretaciones que puede tener un mismo texto.

La renovación de los ciclos una vez que termina uno para reiniciar otro fue una costumbre maya enfocada a la renovación espiritual, antecedida por periodos definidos de auto sacrificios, que incluían indagar en el futuro, ser parte activa en el devenir del universo y aprender a renovarse como lo hace la naturaleza. Las tres piedras son indispensables para la creación así como la participación de los Dioses Creadores. El arte de “encender el fuego interior” era patrimonio de los sacerdotes que además supieron conservar y trasmitir los conocimientos científicos de tal manera que su cultura se mantuvo por más de  mil años. El fin de un ciclo grande siempre incluyó ceremonias especiales para interactuar  con el mundo de los dioses, renovar el “fuego Interior” que purifica y lograr que una vez concluido  no solo se caiga  inexorablemente en el abismo de la nada, sino que las experiencias vitales se integraran firmemente en la conciencia como parte de lo vivido. Y así, reiniciar un nuevo ciclo ya renovados. .

Hoy que el calendario ideado por ellos es mencionado en todos los medios y comentado en todo el mundo, en estos años en que los edificios que levantaron y las plazas que los rodean se vuelven a llenar de multitudes expectantes, estamos siendo testigos de la irrupción de los  “halach Huinic” mayas, (literalmente traducido como “hombres verdaderos”) que vuelven a hacerse presentes de una manera totalmente inesperada por medio de una forma de contar el tiempo que aun hoy no ha sido superada.

Etiquetas:

Los inventos que faltan por hacerse….

Las posibilidades de la ciencia cuando quienes la hacen priorizan el bien común y el progreso de la humanidad en general, son más y mejores que cuando se enfoca a la destrucción o la muerte. He reflexionado reiteradamente al respecto aun sin ser inventor y considero que hay varias áreas en las que los que sí lo son podrían enfocarse.

Algunas de ellas son de aplicación a corto plazo pues ya existen las tecnologías que la posibilitan, solo es cuestión de voluntad de parte de los gobernantes y disposición de parte de los fabricantes.

Una es la urgente necesidad de la aparición y uso generalizado de los motores que no usen combustibles fósiles, que tanto daño ambiental le están causando al mundo. Ya se vislumbran los motores a base de agua, de magnetismo, de hidrogeno, de aire, etc., sin embargo inexplicable y lamentablemente no se han incorporado ni popularizado. Esta situación alimenta la sospecha de que las empresas y gobiernos que se benefician de la utilización del petróleo y sus derivados son los últimos responsables de que no se les sustituya hasta que se llegue al límite de su disponibilidad, lo cual inexorablemente pronto llegará.

La otra se basa en la aplicación de la más moderna tecnología para que se fabriquen las armas del futuro y los proyectiles que utilizaran para que posean tales características que sea posible identificar a quien las usa de manera que no se siga fomentando la impunidad ni permitiendo que las usen personas que se dedican a hacer daño a los demás. Los gobiernos tienen el uso legítimo de la fuerza pero les faltan las aplicaciones tecnológicas que les permitan a las fuerzas del orden tener armas que solo ellos puedan usar  y que permita identificar a cualquiera que las use en forma distinta para lo que fueron hechas. Es relativamente sencillo imaginar el proceso de reemplazo de las nuevas armas que incluya la obligación de los fabricantes de rediseñarlas con  las nuevas características y la destrucción de las antiguas hasta su extinción. Que ningún arma y proyectil carezca de identificador, que solo se utilicen para los fines autorizados y que ninguna persona no autorizada pueda utilizarlas, en suma la ciencia puesta al servicio del orden, la justicia y el bien común.

Sin embargo la gran innovación que le hace falta a la humanidad es disponer de información para  poder aprender de sus errores. Bien podemos  reenfocar los esfuerzos que se hacen por lograr el viaje en el tiempo y que tiene obsesionada a una parte de la comunidad científica pero que invariablemente se topa con la paradoja aquella que se refiere al  caso del hipotético viajero que al ser trasladado al pasado se ve envuelto en un episodio cuyo desenlace es que al “matar a su propio abuelo” cuando este es aún un niño, se aniquila a sí mismo.

Considero que es mucho más productivo -sin paradojas de efectos recíprocos- y además ya vislumbrado por algunos investigadores, dedicar lo mejor de la ciencia para logar captar las radiaciones del espectro electromagnético donde se encuentran los registros de los eventos del pasado y poderlos revisar de forma similar a cuando vemos películas. Cuando esto se logre será de efectos trascendentales en la historia de la humanidad.

Es sabido que las emanaciones de señales de radio, de televisión, etc., están siendo lanzadas al espacio desde hace varias décadas y que si las captáramos de nuevo podríamos ver y escuchar esos viejos programas, sin embargo para lograr eso sería necesario viajar más velozmente que la velocidad con la que se alejan, rebasarlas con un aparato que las sintonice y las pueda reenviar a la tierra de nuevo….eso la tecnología actual no lo permite, pero si tenemos un indicio de donde está la solución: La observación de los objetos lejanos en el espacio presenta un efecto ampliamente conocido: entre más lejos están son “más viejos” a nuestros ojos,  pues la luz que emiten necesitó una mayor cantidad de tiempo para llegar hasta nosotros, de manera que un objeto ubicado a un millón de años luz de distancia al momento de enfocarla con el telescopio realmente no la estamos viendo como es ahora sino como era hace un millón de años que fue cuando la luz fue emitida. Es posible que si buscamos exactamente en la dirección opuesta de esa fuente de luz podríamos encontrar las emanaciones que nos permitan observarlos en la etapa que nos interese y no necesariamente en la última y que corresponde a la del camino tridimensional, pues está comprobado que en el universo no hay líneas rectas. De esta manera, si reenfocamos los sensores a las zonas por donde paso nuestro planeta en la época que sea de nuestro interés podríamos “captar” las emisiones que salieron de aquí en cualquier época de la historia.

Es evidente que esta idea no garantiza que se logre el resultado  descrito pues aun no se ha desarrollado la tecnología que permita verificarla, pero independientemente de cuál sea la solución tecnológicamente hablando, el disponer de aparatos que nos permitan revisar los acontecimientos históricos que constituyen la herencia común de la humanidad permitirá dar un gran salto en todos los ámbitos de la vida en común y de lo que a partir de ese momento  la humanidad podría hacer en el futuro.

Sera uno de los más grandes inventos de la historia.

Si la física cuántica asegura que el futuro es una amplísima gama de posibilidades por concretarse de acuerdo a los participantes y la manera en que se interrelacionan, el pasado es una película ya filmada, pero que está ahí, esperando el momento de volver a ser proyectada.

Entonces aparecerá nítidamente quienes somos realmente, como aparecimos aquí y porque somos así.  Emergerán de la noche de los siglos a plena luz del día las culturas y civilizaciones que nos precedieron en el tiempo, el estudio de la historia dejara de tener las limitaciones que tiene actualmente,  pero sobre todo podremos saber quiénes y cómo eran los seres humanos más importantes de la historia y por fin se superara la etapa ominosa de que la historia solo la pueden escribir los vencedores…

Etiquetas:

Las disyuntivas de la ciencia

Hay un dato interesante en el proceso por medio del cual se han producido y se siguen produciendo los inventos que han hecho posible los adelantos tecnológicos y es el hecho de que generalmente los inventos se producen simultáneamente en por lo menos dos lugares distintos del planeta. Ejemplos de ese curioso hecho hay muchos a lo largo de la historia como para dejarlo a la simple casualidad, cualquier estudio del proceso de los inventos lo comprueba: las ideas y adelantos más significativos que constituyen la vanguardia de la ciencia y la tecnología se procesan entre varios involucrados, mínimo en parejas.

Siglos atrás se afirmaba que los inventos eran regalos de Dios para que los hombres se entretuvieran, con el paso del tiempo se extendió la impresión de que aparecen porque la humanidad ya está  madura como para acceder a  tal o cual invento y es por eso que el mismo invento ocurre en diferentes partes del mundo y en la mente de diferentes personas. La mayoría de las  interpretaciones de este curioso dato histórico se han dado en el sentido de asegurar que se debe simplemente al proceso de evolución acelerado por la acumulación de los conocimientos y las ciencias aplicadas lo que lo ha hecho posible, sin embargo hay  otra manera de interpretar este fenómeno: la razón está en la constitución misma del Ser Humano que mantiene permanentemente un impulso por descubrir y  explorar el mundo que lo rodea con un ahínco de tal  magnitud, que tarde o temprano logra sus propósitos y que no difiere sustancialmente de la primera, más que en el método: El creador le dotó de  características que le permitan desarrollar las capacidades y habilidades para comprender el mundo, modificarlo a voluntad e incluso emular a su creador.

La escritura en piedra, luego en papel y ahora en millones de dispositivos electrónicos ha permitido que los avances de algunos sean conservados y  divulgados constituyéndose a su vez en al punto de arranque de las nuevas generaciones, proyectando exponencialmente el conocimiento científico y los avances tecnológicos. Esta manera de compartir el patrimonio que la inteligencia humana ha producido, también incluye los relatos de los grandes esfuerzos que los inventores han realizado por años, intentando una y otra vez, arrancarle los secretos a la naturaleza y al cosmos. Hay ejemplos admirables de tesón, constancia y dedicación que han trascendido cuando han producido resultados que han sido de grandes beneficios para la humanidad, sin olvidar los testimonios de quienes lo intentaron paralelamente pero se fueron por caminos equivocados de esos que tiene la naturaleza y que conducen a menudo a callejones sin salida.

Los científicos saben cuán difícil es acertar y que tan fácil es extraviarse.

Los mismos avances de la ciencia la han colocado en disyuntivas que cuestionan sus propias reglas, obligando a ampliarlas: las etapas de una ciencia exclusivamente materialista están dejándose atrás, superadas por los descubrimientos de múltiples dimensiones en el espacio, azuzadas por las características de las partículas más elementales de la materia y los descubrimientos de las propiedades de substancias como el ADN, los patrones fractales de la naturaleza que bien puede incluir la  resonancia mórfica y los efectos colaterales de los trasplantes de órganos, por citar solo algunos.

La curiosidad humana es insaciable, después de siglos de búsqueda por medio del ensayo y el error ha logrado desentrañar muchos de los aspectos más básicos del universo, por lo mismo y dado los métodos que se utilizan, es seguro que las actuales explicaciones que se ubican en las fronteras del conocimiento, dado que se basan en las teorías más populares del momento, no son más que eso, supuestos teóricos producto de la imaginación al aplicar los conocimientos disponibles.  Basta que surja un nuevo descubrimiento para descartar algunas teorías y hacer que surjan otras, en un tema en el que nunca ha habido unanimidad y en el que la diversidad de puntos de vista y múltiples maneras de abordar un problema es precisamente la característica universal que ha hecho  posible los avances hasta ahora.

Matemáticamente es innegable la existencia de 13 dimensiones en el espacio llegándose ya a experimentar aplicaciones prácticas de esta característica del universo para trasladar objetos a cualquier distancia en forma instantánea en base a las propiedades de la materia descubiertas por la mecánica cuántica que se denomina “enredo cuántico”, todavía dichos avances se encuentran muy lejos de trasladar objetos grandes y ni se diga de seres vivos, en cuyos casos ya se vislumbra del cambio de forma o dualidad simultanea.  Las propiedades de una de las sustancias básicas de los seres vivos están asombrando a los investigadores al descubrir que el ADN se modifica influenciado por las emociones de la persona que lo produjo y que esa modificación o respuesta  se registra aun estando separado a grandes distancias del cuerpo donde se formó y si a esto le añadimos que los trasplantes de órganos (que ya están llegando a la etapa de fabricar los órganos de repuesto en lugar de esperar a un donador), al ser cada vez más generalizados y exitosos han permitido descubrir los desconcertantes efectos que está produciendo –por ejemplo-,  en las personas a las que se les ha colocado el corazón de otra persona, ya que después de cierto tiempo, registran la presencia de  “recuerdos” que no les corresponden sino al propietario del corazón que ahora traen en el pecho, dando indicios de que el corazón es mucho más que una bomba para el reenvío de sangre al cuerpo.

Por todos lados por donde la ciencia se está asomando a los aspectos más básicos del universo, de la naturaleza y de los seres vivos en general, está encontrando les efectos de la existencia de la parte espiritual de la materia.  Los científicos más avanzados que estudian las características de las galaxias y el cosmos insondable, así como los que se adentran en la manipulación de la genética, la simetría en la naturaleza o en la colisión de partículas subatómicas para descubrir los componentes más pequeños de la materia todos se topan con comportamientos inesperados y propiedades no contempladas si no se considera que la inteligencia o más bien la conciencia está en la base de todo el universo.

Oponerse a los avances científicos es un camino cerrado de muy corto trayecto, como lo demostraron en su momento los que se escandalizaron por las imprentas, las vacunas, los automóviles, los aviones, las computadoras, las clonaciones de seres vivos, etc., pues el de los descubrimientos es un camino sin retorno alimentado por la curiosidad y en el cual la imaginación permite que se concreten lo que antes solo fue una idea.

La falta de principios espirituales ha permitido también que se hayan bifurcado los caminos de la búsqueda incesante que nos caracteriza produciendo los instrumentos de tortura, la pólvora, las armas de fuego, las bombas de destrucción masiva, armas teledirigidas y demás usos destructivos que la tecnología ha hecho posible. Sin embargo como el conocimiento y los avances técnicos no se deben esconder pues sería atentar a la naturaleza misma de cómo se obtienen lo que hace falta es enfocar la ciencia y la tecnología a apoyar el progreso personal de los seres humanos y a evitar que el mal se prolongue diseñando también maneras de hacer el bien así como se han diseñado y difundido múltiples formas de hacer daño.

La curiosidad y la imaginación han sido los motores de la invención y el progreso tecnológico, si se le agregan los componentes básicos que otorga la religiosidad podríamos disponer de una ciencia verdaderamente al servicio del bien, cuando eso suceda los inventos por venir modificaran el curso de la historia.

Etiquetas:

Regalando dinero….

Como nunca antes observar a los adolescentes nos permite asomarnos al mundo del futuro cada vez que los vemos convivir con sus amigos, estudiar y comunicarse por la red.

La brecha generacional que los separara a ellos de sus propios hijos no sé cuál será, pero es obvio que la que nos separa a los adultos de hoy de ellos los adultos del mañana está bastante despejada como para no verla:

Se comunican más por el “Facebook” que en persona, hacen sus tareas en base a aportaciones obtenidas de la red, con frecuencia si quieren platicar entre sí lo hacen por el “chat” y si les interesa hablar es por medio de las video llamadas, no sueltan el celular ya sea para enviarse mensajes o para escuchar su música preferida….sus actividades cotidianas están mucho más expuestas que las de cualquier generación anterior. Son vidas cada vez más en formato digital a las que les afecta de otra manera lo que sucede en el mundo, razón por la que los padres estamos obligados a enseñarles lo que la velocidad con la que avanzan las tecnologías, no les permite apreciar a ellos. En las escuelas se ha acuñado el término “ciberbuling” para referirse a la violencia a que están expuestos por medio de las redes sociales y ese solo hecho marca el tamaño del desafío en que nos vemos envueltos en un novedoso lazo  con  las nuevas generaciones. Antes los padres defendían a sus hijos de cualquiera que se les acercara, pues lo hacían físicamente.

La candidez con la que alimentan su intrepidez sigue siendo la misma de todas las generaciones, sin embargo ahora cualquier delincuente, de cualquier parte del mundo, los puede abordar y ese solo hecho ha redimensionado las cosas, como también pueden ser apreciados sus talentos en forma instantánea y multitudinaria vía “Youtube”.   Ya  Gibran Jalil Gibran nos inspiró cuando aseguro que ellos, nuestros hijos, no nos pertenecen, pertenecen al mañana….comparando a los padres con un arco y a los hijos con  las flechas; mientras más se tensa el arco más lejos llegara la flecha, dando forma a un cuadro poético de sublime elegancia y lucidez.

Ellos, nuestros jóvenes  son los embriones de los hombres del mañana, ellas prospectos de muchas cosas, pero sobre todo, de madres en potencia. Ambos se niegan a hacer lo que nosotros sus padres hacíamos a su edad y no necesitan muchos argumentos para convencernos de ese derecho pues nosotros ya lo ejercimos en su momento.

Platicarles del mundo del pasado es una de nuestras obligaciones: todo hijo tiene el derecho de saber la biografía de sus padres. Y desde ésta aprender lo que de ellas se puede aprender, pues es obvio que les enseñamos más por lo que hicimos y hacemos que por lo que  decimos. Las advertencias, admoniciones y consejos si no se relacionan con nuestra forma de vida tendrán escaso efecto sobre ellos.

Una de las cosas más obvias que ellos deben saber es que las amistades hechas por la red, si no se complementan con las experiencias personales que le dan cuerpo a la vida, no duraran mas allá del formateo del disco duro o del cambio de usuarios o claves de acceso desde donde se interactuaba con ellos. Todo es inmediato, tan rápido que obliga a lo superfluo. Deberán de aprender que intercambiar una pena o una alegría, viendo a los ojos a un amigo y percibir físicamente sus emociones junto a uno, es inmensurablemente más impactante que darle “click” al botón “me gusta” o el leer un lacónico: “lo siento” o de plano, solo caer en cuenta más tarde que simplemente desapareció de la red cuando mas era necesario que se “conectara”.

Los amigos  de hoy se ponen de acuerdo para reunirse vía mensajes por teléfono, algunos acuerdan o terminan noviazgos de esa forma que para sus  abuelos es ya ininteligible. Es tan frágil que cuando se va la línea, se amenaza todo para caer en cuenta que buscarse en persona es lento y engorroso por las distancias pero imprescindible en sus resultados. En las reuniones de jóvenes, cuando queremos que pongan atención, o simplemente que convivan entre sí les tenemos que confiscar los teléfonos celulares por la tendencia obsesiva que algunos han desarrollado por ese modo de comunicación.

Recientemente se ha popularizado en México, en las fiestas de cumpleaños y algunos otros acontecimientos, el  solicitar dinero en efectivo en lugar de regalos, en una especie de reconocimiento o aceptación tácita de que no se confía en el tipo de regalos a recibir, tanto por la calidad como por la pertinencia de los objetos que eventualmente llegaran por esa vía.   También indica que el tipo de relación que se lleva con los invitados no tiene la calidad como para que ellos estén al tanto de los gustos o necesidades propias del momento que está viviendo el festejado. Esto último que indica el tipo de amistad que se acostumbra en estos días y que viene siendo  el meollo de la cuestión. “Como no se que le gusta o que ya tiene y que no, mejor le doy dinero y que se las arregle solo(a) comprándose lo que quiera…”.

La vida en esta época está muy influenciada por la comunicación instantánea, visual, lo cual la acelera en cantidad pero a su vez la hace superficial. Ellos deberían saber que regalar cosas no tiene que ver solo con el dinero que cuesten, pues se podría incluso  regalar momentos de compañía, sino que ambos constituyen presentes que sirven para transmitir algunas de las cosas que el destinatario le merece a quien regala. Implica pensar en esa persona, preocuparse por sus necesidades o simplemente distinguirla de entre las demás amistades precisamente con algo que al presentárselo le diga lo que le queramos decir.

Elaborar con nuestras manos lo que regalemos es cada vez más raro. El asunto está pues en que sus “amistades” no son lo que las “amistades” de sus padres, ni tienen porque serlo de igual manera, sin embargo pueden serlo de mejor calidad si nosotros los padres nos constituimos en puentes que hagan llegar a los nietos lo mejor de sus abuelos.

Ellos dispondrán cada vez de más y mejores herramientas de comunicación, acelerándola, nosotros de más y mejor calidad de comunicación, alargándola, pues así es la espiral del tiempo.

Finalmente recuerdo un pequeño relato de una niña que realizó una larga excursión para reunir algunos raros caracoles en la playa con el propósito de regalárselos a su maestra. Ella, al recibirlos, la reprendió por haber caminado tanto para juntarlos, exponiéndose al sol, y al cansancio. La niña no le contesto con palabras, pero sus gestos bastaron para que la  Maestra comprendiera que  eso era parte del regalo…

Etiquetas:

LA MISERICORDIA

El mundo actual es cada vez más complejo a la luz de los diversos aspectos que asume al observador contemporáneo, sin embargo en el fondo de los problemas humanos subyacen las mismas raíces ancestrales que nos han  acompañado a lo largo de la historia.

Al acentuarse el crecimiento poblacional en esta última etapa de la historia,  se incentivó  la formación  de nuevos países lo cual permitió que se reprodujeran los fenómenos que caracterizaban a las tribus cuando eran nuevas. Los problemas entre los países nuevos fueron por límites territoriales, gobiernos hegemónicos, rutas de comercio, etc. Conforme se estabilizaron las fronteras a base de guerras, invasiones, escisiones, compras, etc., la atención se centró en las formas de destacar entre las demás naciones enraizando en la gente, a partir de las diferencias raciales y diferencias lingüísticas los conceptos de patria y nación, los cuales han sido utilizados más frecuentemente para dividir a la humanidad que para identificar y preservar las variadísimas culturas locales en que ha sido posible se exprese el alma humana.

Actualmente ya se vislumbran la aplicación de impuestos planetarios o globales pues la tecnología les permite a quienes la controlan beneficiar o perjudicar al mundo entero. La emision de gases de efecto invernadero,  El derrame de petróleo en aguas profundas  y el dilema de la basura espacial a la deriva, por mencionar solo algunas, son amenazas  que se ciernen sobre nosotros desde hace algunos años, como ejemplos palpables de que las predicciones para el  futuro ya nos alcanzaron.

A pesar de que hay zonas del planeta que aún no salen de la etapa inicial por sus conflictos intestinos y problemas limítrofes, la mayoría ya se encuentra en la segunda etapa de franca competencia entre naciones en la que los objetivos giran alrededor del desarrollo y el progreso, a pesar de que las reglas básicas que actualmente se aceptan para lograrlo son una trampa que a manera de telaraña atrapa a todos los participantes en una encrucijada inherente al actual sistema financiero, político y económico: no puede haber progreso permanente para todos los países al mismo tiempo, ni superávit comercial. Como no puede haber empleo al 100 % en ningún país. Además,  las organizaciones de países, entre las que destaca la ONU y sus organismos derivados ( que son de lo mejor que existe hasta ahora), siguen basadas en la fuerza de sus integrantes, que proponen, apoyan o vetan los temas no en función del bien común, sino de sus muy particulares intereses.

La tercera etapa recién inicia pero  ya no está protagonizada por las naciones sino por las corporaciones que al globalizarse han replanteado las prioridades y dispersado los centros de decisión haciéndolos ubicuos, lo cual ha colocado al mundo entero en una nueva encrucijada cuyo primer efecto es el de tener organizaciones privadas con fines de lucro con más poder que algunos gobiernos. Estas empresas primero se enfrentaron a los gobiernos, pero ahora se han infiltrado en sus estructuras haciendo desde adentro lo que primero intentaron desde afuera.   Ahora los empresarios han dejado de sufrir a los políticos convirtiéndose ellos mismos en los gobernantes.

Al convivir los países entre sí y encontrase en diferentes etapas de su desarrollo las cosas se han complicado aún  más con múltiples leyes nacionales y un sinnúmero de organismos internacionales que intentan poner orden en medio de una mezcla caótica de acontecimientos que dan cuenta del frenético ritmo de vida a que se nos quiere acostumbrar. Todo esto está siendo aderezado con crisis recurrentes y guerras que no cesan de originarse por las mismas razones de siempre mientras se siga usando el mismo sistema financiero que se basa en la avaricia, el uso de la mentira y la prevaricación para logar engaños generalizados, como quedó demostrado claramente al originarse la crisis del 2008, que aún no termina.

Estas cosas seguirán exponiéndonos a que lleguen al gobierno de cualquier país  gentes sin escrúpulos que, a la primera oportunidad, recurren a la guerra en búsqueda de sus objetivos y así prolongan lo absurdo como algo permanente.

La gran ausente en las relaciones humanas actuales y por extensión en las relaciones internacionales es  la compasión.

Las universidades de todo el mundo enseñan a las nuevas generaciones a desenvolverse en un ambiente hostil, de feroz competencia comercial, en el que la astucia se premia mejor que a la inteligencia creadora. Se alimenta así un sistema en el que no hay cabida para la misericordia. Generando y manteniendo un círculo vicioso.

De la misma manera que en términos físicos a toda acción le sucede una reacción así es en términos morales: todo lo que hacemos o dejamos de hacer genera una consecuencia. Es importante recordar que el antídoto a la ambición, la venganza y  la traición, que conducen a la mentira deliberada y a la confabulación para delinquir es precisamente el perdón. Ese perdón que nace de la comprensión que produce el amor a los demás y que se fundamenta en la misericordia.

No solamente acumulamos karma por el mal que hacemos, sino también por el bien que no hacemos estando posibilitados para hacerlo. La omisión, cuando es deliberada se parece a la comisión.

Las leyes están dominadas por la venganza, su base principal es la desconfianza, la profunda desconfianza que produce el que se escriben desde la perspectiva de que  irremediablemente se  intentara evadirlas, por lo que el camino que les conocemos a las leyes penales es el del recrudecimiento de las penas. La respuesta más común a los desafíos a las leyes es el aumento de los años de cárcel.

A La ley del “ojo por ojo, diente por diente” se le debe de anteponer la ley de la misericordia.

El uso  de la venganza, el cultivo del odio, las ansias de acumulación y la proliferación del delito se pueden enfrentar practicando la  misericordia.

El amor a la humanidad y el perdón a la debilidad ajena hace posible evitar condenar a los demás, cuando tropiezan en sus esfuerzos por mantenerse en búsqueda por ser mejores.

Sin embargo las dificultades propias de la convivencia humana cuando algunos participantes están dominados por la reincidencia en el delito, cuando han optado evidentemente por  el mal, exigen la existencia de los códigos penales. Especialmente en los que delinquen por primera vez, aunque debería de ser en todos los casos, es la aplicación de la misericordia, sin embargo a todos  los códigos penales les  falta ese  ingrediente tan especial, es decir, les falta incluir también las acciones para que los delincuentes “laven” sus culpas.

No basta condenar también hay que incentivar el perdón y las buenas acciones bien podrían ser descritas en forma proporcional a las faltas cometidas.

Que tendríamos que hacer para que los gobernantes sean personas con más virtudes que defectos…???.  Por lo pronto, pensar que eso es posible y exigirlo  a los que aspiran a gobernar, además de difundir el bien con el ejemplo.  Estos planteamientos no intentan producir cambios sociales a corto plazo pero si transformaciones individuales a quien se motive a intentarlas.

En la siguiente etapa de la humanidad las razas y las fronteras se irán diluyendo,  los adelantos tecnológicos seguirán su crecimiento vertiginoso poniendo cada vez más en evidencia la urgente necesidad de buscar también la manera de mejorar como personas.

La perversidad y la bondad son opciones humanas que el libre albedrío mantiene incólume.

Es evidente que la maldad está más extendida que la bondad, por eso los códigos penales necesitan estar siendo constantemente “actualizados” para poder contemplar todas las perversidades que a los delincuentes se les posibilita hacer al disponer cada vez de mejor tecnología.  Pero esas mismas complicaciones hacen que optar por el bien sea de más y mejores beneficios para quien lo logra. Entre más densa es la oscuridad más brilla la luz cuando aparece.

Que millones y millones de personas vivan en la lógica de la acumulación, el poder y el dinero usando todo tipo de medios para obtenerlos ha desequilibrado  hasta al mismo planeta, que ya resiente los síntomas de tanta degradación ambiental y degeneración personal.  A pesar de que esto  siempre ha existido, está llegando a ser insoportable puesto  que ahora somos tantos y con tanta tecnología que no puede durar indefinidamente si no se revierten las tendencias o se colapsa todo.

La inminencia de una catástrofe flota en el inconsciente colectivo de la humanidad, sin reparar que tantas películas, libros, programas de televisión,  conferencias, etc., al ser difundidas sin límite también contribuyen a que ésta se materialice. Algunos la han comparado a un “parto de la naturaleza”, sin embargo, al paso que vamos, y si seguimos el símil, podríamos decir que  ya se sienten los dolores del parto,  que más bien se parecerá a la “cesárea” que se practica urgentemente para salvar sólo al recién nacido.

La época actual me hace recordar un proverbio Japonés: “quien monta un tigre corre el riesgo de no poder bajarse nunca….. hasta que el tigre tenga hambre”.

Etiquetas:

Olimpiadas en Londres 2012

Las olimpiadas que recién terminaron hace unos días y que se realizaron en Londres, siguen siendo una fiesta de la humanidad y también un recordatorio intermitente de  cosas que sucedieron en el pasado  y que se siguen proyectando en nuestro futuro.

Los ingleses se esmeraron en la inauguración por recapitular su historia para recordarnos que esta, está íntimamente ligada a la historia de los principales acontecimientos y etapas de la humanidad, ya en  la clausura pudieron dedicarse a llenarla  de música y alegría por haber logrado cumplir su compromiso sin contratiempos mayores.

Ceremonias bonitas es decir poco, el mundo estaba de fiesta.

Los afanes por la seguridad fueron un recordatorio permanente de que lo que han hecho algunos gobiernos para combatir el terrorismo no solo no lo ha erradicado sino ha colocado a los países que lo combaten así como prefieren hacerlo ( priorizando  la fuerza),  en una permanente situación de alerta -que en algunos otros casos- ha rayado en la psicosis por evitar ser las siguientes  victimas.  En Londres no paso nada que lamentar y la reunión de miles de atletas de todos los rincones del planeta fue un momento de alegría y euforia generalizado que nos indica lo valioso que es la convivencia, la sana competencia, el logro deportivo basado en la dedicación y el esfuerzo.

Para mí fue la oportunidad de presenciar las competencias y explicarles a mis hijos y sus amigos algunas cosas inherentes a las competencias, narrarles casos de otros juegos olímpicos y tratar  que se fijaran en los detalles que los comentaristas no mencionan o de plano prefieren ignorar.

Una de ellas es el valor relativo de las medallas que se les otorga a los ganadores. En algunos países ganar una medalla de oro equivale a convertirse súbitamente en héroe nacional, en otros ya ha pasado a ser simplemente una estadística mas para el recuento global dado que suelen ganar muchas medallas en dichas competencias. Fue muy curioso presenciar cuando mientras  una nube de periodistas rodeaba a un par de  ganadores de medalla de plata de México y les cuestionaban acerca de la llamada por teléfono del presidente del país, por atrás pasaban caminando un par de deportistas de otro país, ambos portando en su pecho sendas  medallas. Uno de esos periodistas desplazado por el tumulto opto por abordarlos y con asombro confirmó que eran  medallas de oro y que se dirigían a la parada del autobús para poder trasladarse a la villa olímpica rodeados del más completo anonimato.  Las trampas que los controles antidumping intentan evitar se deben precisamente a esa sobrevaloración que algunos gobiernos les dan a los triunfos deportivos de sus atletas, llegando algunos a sacarlos de contexto.  Ser muy rápido para nadar, correr, brincar, levantar pesos y un largo etcétera no garantiza que los que  han demostrado esas habilidades en las pistas sean tambien mejores personas que otros.

Se confunde la destreza física, la resistencia, la estética que da la sincronización, la fuerza, etc.,  con las cualidades humanas.  En algunos países se ha llegado al extremo de hacerlos legisladores o pretender que gobiernen, lo cual no les debe de estar vedado, lo cuestionable es que se les pretenda llevar a esas responsabilidades tomando en cuenta principalmente lo demostrado en los estadios y la fama que dichos triunfos les ha producido.

El reconocimiento al talento físico y los logros en las competencias es  necesario otorgárselo a los atletas, pues son un ejemplo de disciplina, dedicacion y anhelos de triunfo,  sin embargo al magnificarlos al extremo afectan la base misma de lo que pretenden promover en las nuevas generaciones:  dedicarle la vida obsesivamente a un deporte priva a quien lo hace de todo lo demás que como ser humano le es dable hacer.

Las lesiones frustran a ese tipo de aspirantes a un grado tal equivalente al tamaño de las ambiciones depositadas en sus habilidades físicas. Algunos, desesperados,  intentan hacer trampa.  Sueñan con solucionar sus necesidades económicas al amparo de los triunfos llevando a algunos a forzar sus cuerpos mas allá de lo que estos son capaces de realizar.  Al margen de las crónicas de quienes triunfan están las reseñas de los casos que se caen en el camino, que el cansancio y la falta de pericia pone en evidencia las ansias por emular a sus pares sin tener las capacidades para ello. Ellos son los que necesitan más atención, asi como los que, dando su maximo esfuerzo quedan en ultimos lugares. Para ellos aplica el  refrán chino: “ámame cuando menos lo merezca, porque es cuando más lo necesito”.

A la cultura global que se ha ido gestando y que avanza a grandes pasos, le falta tener eventos de la magnitud de las olimpiadas para reconocer a los inventores que han beneficiado al mundo, eventos masivos para reconocer y premiar las virtudes humanas, ceremonias del tipo de la entrega de los premios Nobel para difundir los actos de heroísmo, tal vez con una condición exactamente al revés de estos ultimos, es decir que se otorgaran solo a los que ya han muerto, para que el efecto de sus acciones se dirijan a los semejantes y no a lo que en términos de retribución personal pudiera distorsionarlos.

Porque no pasamos de la etapa de reconocer las cualidades derivadas del cultivo del cuerpo físico a las que se obtienen del cultivo del alma….?

Es evidente que los records mundiales cada vez son más estrechos entre el nuevo y el anterior, además,  la diferencia entre el primero, segundo y tercer lugar ya es de decimas de segundo en algunos deportes, pues así como están planteadas las competencias se han vuelto una especie de filtro para localizar en cualquier rincón del planeta a quienes nacen con cualidades físicas especiales para, a base de entranamiento especializado, llevarlos a esos escenarios.  Al ver a los atletas preparase para correr, levantar pesas, tirarse de un trampolín, etc.,  me hizo recordar un programa de televisión que se llama “SUPERHUMANOS” y que documenta las pruebas científicas que se les aplican a quienes demuestran capacidades superiores a el común de la gente.

Con el paso del tiempo  ese tipo de personas serán los que  podrán protagonizar esos escenarios por la sencilla razón de que el cuerpo humano tiene sus propios límites, una vez ocurrido eso el interés se irá deslazando hacia  las  competencias de apreciación con jueces que deciden quienes ganan.

El simbolismo de la antorcha con el que se les da inicio es una reminiscencia del fuego sagrado que se encendía en el templo de Olimpia en Grecia y que ahora se enciende ahí mismo, se traslada a la sede y se mantiene “encendido” por medios que la tecnología hace posible.

El culto al fuego fue el inicio de la reminiscencia divina, la llama sagrada es un aspecto de los muchos que asume Dios.

Reunirse para enmarcar  el encendido  del pebetero y volverlo a hacer a los 15 días para presenciar su declinación hasta extinguirse, son vestigios inmortales de la presencia de la divinidad a lo largo de la historia y que ahora estan  debilitados por la estridencia comercial y la competencia política,  pero que no han  podido ser borrados del alma de la humanidad cuya fuerza vital atraviesa los siglos y nos recuerda cada 4 años que la felicidad es posible cuando la inocencia prevalece.

Etiquetas:

Elecciones en Mexico 2012

El proceso de las elecciones en México este año 2012 permitió a los que lo observamos de cerca tomar nota de varios fenómenos que ese tipo de procesos han incluido:

Uno de ellos es el de la influencia de los medios masivos de comunicación, que como todo proceso social de este siglo, presenta un dinamismo acelerado que exige a los que se benefician de ellos y a los que se oponen a que sean utilizados indiscriminadamente como extensiones de las campañas a adaptarse a lo que viene cada vez que el proceso se vuelva a repetir.

En el caso del que culminó ayer quedo evidente que  la televisión, la prensa y la radio presentan un declive por la creciente influencia de las redes sociales que se basan en la Internet y este es un proceso que tiende a acentuarse pues cada vez más personas se conectan a la red por medio de  sus teléfonos y  el nivel de gasto en los métodos tradicionales de hacer campaña cada vez son menos efectivos.

Una de esos  aspectos poco reconocido es que las concentraciones en actos públicos están siendo cada vez más una especie de autoengaño de los candidatos y su personal de apoyo pues se ha  llegado el extremo de  ofrecer dinero para que la gente asista a los actos de campaña, cuando lo común era  ofrecerles transporte gratuito. Ultimamente se generalizó el uso de  grupos musicales o artistas que por sí mismos ya tienen alta popularidad todo con el fin de  llenar las plazas.

En este proceso fuimos testigos de la costumbre, ya difícilmente reversible, de dar regalos a los asistentes a cambio de estar presentes mientras el candidato(a) pronuncia su discurso, todo lo cual está enfocado a lograr las tomas y fotos que a manera de escenario va destinado a las notas en los medios de comunicación.  Esos montajes costosos y prefabricados son para el consumo de los que no estuvieron ahí, que suelen ser muchos más que los que sí lo hacen transmitiéndoles la sensación de que son apoyados por muchas personas. Sin embargo las plazas llenas no necesariamente significan urnas llenas.

Otro aspecto que llama la atención es la influencia que ejerce un candidato(a) que sea joven y bien parecido(a), pues el manejo de la imagen se sobrepone a las propuestas y programas de gobierno, en un fenómeno que incluye los atavismos sub consientes que impulsan a la gente a sentirse atraída por quienes además de hablarles de lo que quieren escuchar, son guapos. Todos los candidatos usan fotos retocadas, pero los que todavía son jóvenes y apuestos llevan ventaja sobre sus oponentes que no lo son, aunque la imagen en sí misma es un engaño dado que lo que pretenden hacer con el apoyo popular dista mucho de ser  un concurso de belleza.

Si bien este fenómeno es generalizado, en nuestro país tal vez tenga que ver con la sintomatología social que refleja que programas de televisión como “la familia peluche” que basan su comicidad en la ignorancia de los participantes, tengan una gran audiencia y que programas de concurso como “jeopardi” tengan que ser sustituidos por otros del nivel de complejidad de “cien mexicanos dijeron” que basan sus  respuestas en el sentido común y no en el nivel de preparación  y conocimientos de los participantes. No quiero afirmar que todos los que votan por los candidatos con atractivo físico sean ignorantes, solo que esa condición, al ser maximizada, opaca los contenidos por las apariencias y en una sociedad como la nuestra eso ha demostrado ser bastante rentable electoralmente hablando.

Un analista de otro país concluyo con asombro que después de todas las acusaciones de que fue objeto el candidato  Enrique Peña Nieto, algunas pocas hubieran sido suficientes para afectarlo seriamente en las preferencias electorales en cualquier otro país, no así en México. Me parece que no estuvo el suficiente tiempo en nuestro país como para constatar que no fueron difundidas, pero sobre todo investigadas, con la amplitud de la gravedad de las mismas tanto para descartarlas como para confirmarlas.

Llama la atención que las graves acusaciones de corrupción de que es objeto el PRI no hayan influido mayoritariamente en el electorado mexicano, me parece que no solo se explica por el manejo informativo que se les dio, sino también hay que considerar el altísimo nivel de corrupción que desde hace décadas se le reconoce  a la sociedad mexicana.  No basta enfrentar la prostitución en las zapatillas de las mujeres que se ofrecen en las calles si no se incluye las motivaciones de los hombres que pagan por sus servicios, es decir si realmente queremos acabar con la corrupción y la impunidad debemos por empezar por no pagar las comisiones y “mordidas” que los servidores públicos solicitan y, además, denunciar esas prácticas.

No pretendo acusar de corruptos a los que votaron por el PRI pues es evidente que la corrupción no es monopolio de ningún partido político, lo que quiero señalar directamente es la gran permisividad que la sociedad tiene sobre el tema.

Los partidos en el poder se han esforzado, con una intensidad digna de mejores causas, por conservar el poder cada vez que se renuevan los mandatos, utilizando todos los recursos y métodos a su alcance sean o no legales. Desde dentro de las estructuras partidistas a esos esfuerzos se les ha denominado “ingeniería electoral” aunque los detractores  la llaman “delincuencia electoral organizada”. En todos los casos y en todos los partidos en mayor o en menor grado incluye: movilización forzada de empleados, regalos condicionados al apoyo esperado, compra del voto en efectivo o con tarjetas, acarreos, desayunos el día de la elección, amenazas, cohersión,chantajes, rumores, calumnias de todo tipo,promesas de trabajo,etc.,  por si esto fuera poco a esto hay que agregarle alianzas efímeras entre partidos que en una elección o estado son socios y en otra contrarios y por supuesto el intercambio indiscriminado de candidatos.

En México se lee poco, la televisión es todavía el medio de comunicación masivo de más impacto, el nivel de preparación académica de la población en promedio sigue sin pasar de la primaria y todas esas condiciones  necesitan por lo menos una generación para ser modificada sustancialmente. Esa es una de las tragedias de este país: avanza tan lento que los que llegan al poder han terminando por recurrir a las mismas artimañas y trampas que utilizaban los que usaban el poder antes que ellos. Son varios los que se han justificado afirmando que “no hay de otra” confirmando que ya son víctimas de la lógica perversa del poder por el poder mismo y los beneficios que detentarlo conlleva.

En esta campaña el nivel de participación apenas rebasó los porcentajes típicos de participación que rondan el 60 %. La responsabilidad compartida recae en los candidatos que no lograron idear nuevos métodos de relacionarse con el electorado y por  los medios de comunicación –especialmente la televisión- que se colocaron en medio de los políticos y sus electores con una intención clara a favor del candidato de su preferencia, sin reconocer los críticos de esta situación que es parte del modelo de democracia que actualmente tenemos.  Este fenómeno se agudizo en este proceso por ser el primero en el que la publicidad televisiva se prohibió a los particulares ya que  toda fue pautada y pagada por el Instituto Federal Electoral en  medio de una gran molestia de los propietarios por quedar al margen de una de las etapas más lucrativas de sus concesiones.

También resaltó el encono con el que los partidarios se comunican entre sí.  Las redes sociales se inundaron de mensajes propios de la campaña, pero también de las zonas en las que los simpatizantes de bandos contrarios se insultaron a más no poder, se generalizó la manipulación de  imágenes de los candidatos para enviar mensajes de descalificación personal. El insulto, la diatriba y la burla desplazó a la confrontación de ideas, el análisis de los efectos de las medidas propuestas como programa de gobierno y la difusión  de las biografías de los candidatos.  Esta situación se ha acentuado por la condición de anonimato que permite la red y que prefieren quienes no tienen más argumentos.

Insultar al que ganó, burlarse del que perdió no ayuda en nada a las labores de progreso de este país, algo en lo que todos los candidatos (y sus seguidores por extensión) se esmeraron en hacernos creer.

Lo que acaba de pasar en estos tres últimos meses en México confirma que el modelo de democracia que estamos utilizando tiene serias deficiencias, aunque los que se benefician de él lo defiendan –sobre todo cuando ganan- y los que no logran competir con éxito se quejen en privado de que todo es cuestión de tener el dinero suficiente para ganar.

Confirmando ambos que una sociedad donde la corrupción, la manipulación, la obsesión por las apariencias, etc., al convivir con la pobreza y la ignorancia forman  un  pesado lastre  y que cada período de gobierno que no se enfoque a atender las causas de estos síntomas nos mantendrá más tiempo en una situación de la que casi todos nos lamentamos.

De los que gobiernan y de los gobernados depende que eso no se repita.

Etiquetas:

Equinoccio en Chichen Itzá

Chichen Itzá, está en Yucatán, México, es uno de los vestigios de los Mayas más vistosos y originales. Su nombre antiguo era otro pero por su arquitectura y por su historia, podríamos decir que fue la “supernova de los mayas”, es decir el último y más intenso brillo que se registro de esa antigua civilización, antes de colapsar y desaparecer en la bruma de la selva y la noche de la historia.

Su nombre tiene varios significados: literalmente se puede traducir como  “En la orilla del Pozo de los brujos de agua”, también se le asocia con el culto a Kukukcan o “serpiente emplumada”, pero en ambos casos tiene que ver con la religión y la magia. Es pues, un lugar que impone por la forma en que está construida, por el ambiente que la rodea y por supuesto por la historia que se ha ido tejiendo a su alrededor conforme se ha ido profundizando en develar sus misterios.

Al recorrer sus espacios, al pasar momentos de soledad en su inmenso “juego de pelota” o al atisbar el horizonte desde el templo que corona la gran pirámide, cuando ya no hay turistas, el alma se conmueve, la selva parece respetarla de nuevo, el cielo la extraña pues es el origen de sus trazos. Vivir en Chichen Itzá hace posible parafrasear a Miguel Ángel Asturias cuando asombrado les reclamaba su ausencia: “que fue de los estoicos reyes de tus palacios…que fue de tus multitudes expectantes…..a donde se han ido todos….? Aun retumban los cantos de tus sacerdotes ahora invisibles. Se fue la gloria y ahora la nada te rodea.  ¿Quién cuidara el conteo del tiempo?    ¿Quien se encargara del destino del mundo..?.

Todos los pueblos de la antigüedad descubrieron los equinoccios (cuando el día y la noche duran lo mismo) ya que es muy notorio que en el transcurso del año o es más larga la noche con respecto al día o al revés.  La arqueología hizo posible el descubrimiento de cada vez mas sitios con vestigios de las culturas que nos precedieron en el tiempo posicionando a México como uno de los países con mayor riqueza heredada de los pueblos que habitaron su actual territorio.

Hace algunos años se acuño el  término “astroarqueonomia”, para referirse a las temáticas recién descubiertas que permitían asociar las construcciones antiguas con fenómenos astronómicos,   produciendo en muchas personas el impulso de presentarse en esos lugares para corroborar todos  los fenómenos descritos como asociados a los equinoccios. Desde esa perspectiva podemos recomendar algunos lugares destacados: recorrer  la cueva del observatorio en Xochicalco (estado de Morelos) para recibir su rayo de luz, sentarse al amanecer en el templo de las siete muñecas de Dzibilchaltún (estado de Yucatan), recorrer  los juegos de pelota que rodean la pirámide de los nichos en el Tajin ( estado de Veracruz), por supuesto darle la cara al sol naciente en la cúspide de la pirámide de Teotihuacán( estado de Mexico), todo esto siempre en el 21 de Marzo.

Sin embargo estar en el día del equinoccio en Chichen Itzá es, de entre todas, la experiencia más impactante por el fenómeno de luz y sombra que lo engalana.  Derivado de ese interés  tuve la fortuna de   pasar días enteros  alrededor de la pirámide de kukulkan, pues este caso es único en el mundo: los que hemos estado ahí hemos podido comprobar que el fenómeno de luz y sombras que se aprecia en las alfardas de las escalinatas comienza una semana antes y dura –después del día del equinoccio- una semana más,  en un fenómeno extraordinario que simula el cuerpo de la serpiente de luz que “baja del cielo” poco a poco conforme los triángulos de luz y sombra le dan forma al cuerpo de una serpiente cuya cabeza de piedra yace al pie de la pirámide.

Para mediados de los ochentas dicho fenómeno se había dado a conocer por los medios de comunicación y ya había una gran expectación –multitudes incluidas- por presenciarlo.  Fue en esa época que pasamos los días recorriendo Chichen Itzá y que  nos permitió conocer el lugar a detalle además de  ser testigos de las situaciones inherentes a la presencia masiva de personas.  Vi cómo un turista con apariencia de vagabundo se lanzó sorpresivamente desde la orilla del cenote mayor hacia el agua causando un gran alboroto. Luego se limitó a nadar “de muertito” mientras los rescatistas se esforzaban por sacarlo, unos días después observamos como la policía retiraba a un grupo de fotógrafos y a una modelo  que posaba desnuda por entre las columnas del templo de los guerreros.  Semanas antes me toco servir de guía a una pareja de jóvenes estudiantes alemanes que conocí  en Uxmal, juntos recorrimos muchos lugares y cultivamos una amistad al impulso de mi curiosidad por su país y el de ellos por el mío.  Tuvimos largas sesiones de amena plática en los portales  de Mérida. Redujeron sus vacaciones en  Calcuta, India, para venir a México interesados en presenciar el equinoccio en Chichen Itzá. Cuando nos dependimos me sorprendió que me solicitaran mi dirección postal, pero mas me sorprendió que un  mes después me llegara en un paquete una de sus preciadas y caras cámaras fotográficas que tanto me esmere en cargar y admirar mientras recorríamos las zonas arqueológicas en búsqueda de la mejor toma.

Para ese equinoccio, nosotros teníamos en observación una maqueta a escala de la gran pirámide fabricada por unos amigos para poder apreciar el fenómeno en primera fila. Ellos, los que hicieron la maqueta, tenían varios años utilizándola para comprobar el inicio del fenómeno de luz y sombras siete días antes y su terminación siete días después, con la ventaja de incluir entre sus miembros a varios lugareños que nos mostraron todos los detalles de ese lugar extraordinario. Asi conocí Chichen Itza.

A ellos los descendientes de los mayas les parecía irreverente, por decir lo menos, la actitud de la gente que se aglomera en la plaza solo el día culminante, como si al decidir ir a misa  solo se quisiera asistir al momento de la consagración del pan y el vino, hecho  lo cual se retiraran, en una actitud que deja inconclusa la liturgia, excluyéndote de sus efectos.

Por fin llego el gran día, nos alegro ver poca gente al salir el sol, pues así podríamos hacer mejor nuestros experimentos, sin embargo conforme avanzaba el día la plaza se fue llenando poco a poco, para después de mediodía se podían apreciar las torres con cámaras de la televisión de Japón, Australia, E.U. y algunas de México, después pudimos apreciar los primeros triángulos isósceles de luz y sombra cuando de repente se nubló.. Era extraño ver la cara de sorpresa y frustración de los turistas venidos de otros continentes y ciudades lejanas a quienes nadie parecía haberles advertido que el fenómeno seria visible solo si el Dios Chaac (el de la lluvia) quisiera permitirlo. Se miraban entre sí, nos miraban a nosotros pero la realidad se impuso y ese día el descenso de la serpiente de luz no se pudo apreciar en forma visible por las nubes que lo impidieron.

No está demás confirmar a manera de corolario, que el fenómeno a la inversa se puede apreciar en el equinoccio de Otoño, es decir los triángulos de luz y sombra de aprecian comenzando por formarse de la cabeza a la cola, en una especie de “retiro” de la serpiente que sale de la tierra y se remonta al cielo, en espera de iniciar un nuevo ciclo que la haga descender de nuevo a renovar la naturaleza en un ciclo incesante y eterno.

Etiquetas:

Intoxicación Informativa

El uso que se le está dando actualmente a la Internet ha generado una explosión de información disponible, ha popularizado el uso de la comunicación instantánea, así como  la difusión de datos personales generalmente asociado a la búsqueda de pareja o al reencuentro de quienes comparten algunas cosas en común, con características  contrastantes que incluyen varias  amenazas para el Ser Humano.

Esta situación tiene muchas caras las cuales es interesante analizar, por lo que lo hare desde una perspectiva muy particular: la que tiene que ver con la vida espiritual y el desarrollo del espacio psicológico de las personas en esta época en que “navegar por la red” es equivalente a “surfear”, es decir pasar “por encimita” de todo un océano de datos, imágenes, textos….

Cuando compartí con una cuñada ciertas críticas acerca de los comportamientos de la gente dentro de lo que se conoce como “redes sociales” en el sentido de que la gente se está  relacionando y comportando en forma inédita, socialmente hablando,  dado que es proclive a hacer extravagancias amparada en el anonimato, me paró en seco aclarándome que no podía opinar sobre las redes sociales (de la que es experta) si no era antes usuario de las mismas. La razón le asistía –como casi siempre- por lo que guarde silencio, me di de alta en las redes sociales disponibles y hoy, a un año de ese día, me dispongo a retomar el tema.

En ese inter me topé con algunos estudios que alertan sobre el efecto que está produciendo la disponibilidad de la comunicación instantánea y los videojuegos en las nuevas generaciones: han surgido nuevas manías y fobias, las más notorias están caracterizadas  por la  ansiedad y angustia ante la posibilidad de perder comunicación, con síntomas inequívocos de obsesión y dependencia. También me enteré de las afirmaciones de que cada día las personas están expuestas, si lo quisieran, a información equivalente a 174 periódicos de 85 páginas cada uno. Es tal la sobre oferta de información que cada día hay disponibles aproximadamente un millón de periódicos, 100 mil agencias de noticias, más de mil canales de televisión y millones de páginas de Internet en el mundo.  Hay quienes aseguran que el índice de duplicación de conocimientos hoy en día es de aproximadamente tres años.

Obviamente que la gente que no lee y que no busca información en la Internet, se refugia en la televisión y el cine en los que predominan escenas de violencia, engaño, asesinatos, apología de la guerra y chismes de los artistas del momento.  Las noticias se enfocan en lo que llame más la atención y requiera pensar lo menos posible, los programas de televisión prefieren dedicarse a satisfacer la curiosidad y el  morbo. Los que generan los contenidos televisivos y cinematográficos se escudan en que si abordan esas temáticas es precisamente porque así es el mundo actual y que modificar dichos temas les asegura no tener auditorio. Esta situación no es más que la confirmación clara de que el mundo actual se encuentra en una encrucijada que a manera de círculo vicioso forma una espiral absurda y aparentemente irreversible que cada día se complica más y mas.

Pareciera que el mundo ha enloquecido.   Los que gobiernan mienten y los gobernados, inconscientemente, solicitan más mentiras. Decir la verdad es un “ave en peligro de extinción”. La ignorancia y la desinformación mantienen a las multitudes sedientas de emociones que las mantengan entretenidas. Reflexionar, pensar con serenidad en búsqueda de comprender, meditar para “bucear” dentro de nuestro propio espacio psicológico, son flores exóticas cada vez más raras, cuyas fragancias son la tolerancia, el respeto por todo lo sagrado, la caridad, etc.

Es curioso pero así como las normas de la correcta alimentación nos indican cuales son los alimentos en las combinaciones y cantidades adecuadas, así es exactamente en cuestiones de información intelectual.  Permitir que los jóvenes solo vean telenovelas, noticias de la sección policiaca, chismes de la gente famosa, películas sin contenido o solo para entretener, etc.,  es equivalente a permitir que solo se alimenten de “comida chatarra” o “fast food”, con los resultados ya conocidos de generación de obesidad y enfermedades.

¿Cuáles son los efectos que produce la “comida chatarra” intelectual que abunda en estos días..?: Gente “obesa” de la mente, que sabe mucho de temas sin sentido trascendente. Lo mas trascendental en la vida humana es lo que tiene que ver con  su vida espiritual.

¿De qué sirve saber hasta los más mínimos detalles de la vida de los artistas, del deporte favorito, de la historia de tal o cual cosa si no se es capaz de controlar las propias emociones? ¿Que utilidad tiene almacenar muchos datos,  hacer alarde de eso pero no utilizarlos para el bien de nuestros semejantes?.  Peor es el caso de aquellos que acumulan información intelectual y la usan para delinquir, son los “bribones del intelecto” –que abusan de los que no saben-  o delincuentes de “cuello blanco” que son capaces de engañar hasta a los que saben.

Cada vez más frecuentemente se nos advierte que es fácil “intoxicarse” con la información que al ser tanta abruma, así como  es cada vez más la gente que está creciendo a base casi exclusivamente de “comida chatarra” para su mente, sin embargo los  investigadores solo lo señalan sin detenerse demasiado en como “adelgazar” o “ponerse a dieta”.

Dicen los budistas que la más elevada forma de pensar es “no pensar” y enseñan técnicas de meditación para ejercitarse en observar el flujo de los pensamientos con la intención de lograr no identificarse con ellos, abstraerse de los estímulos sensoriales y llegar a la quietud de la mente.  Meditar exige ordenar los pensamientos, concentrar la mente en algo específicamente definido con anterioridad y así descubrir la verdad que lo contiene. La comprensión que surge de la reflexión es una certeza única que, si perseveramos, poco a poco se va haciendo más profunda, más serena, más inspiradora.

Los innumerables estímulos a que sometemos la mente cada día al ver programas de televisión, películas, noticias, leer periódicos, presenciar programas de entretenimiento, consultar páginas de internet, además de las actividades propias de la rutina diaria, no solo no permiten que se “digieran” correctamente sino que mantienen a la mente en un estado de alteración permanente.

Por extraño que suene es necesario  “digerir” la información intelectual.  Solo procesándola, es decir haciéndonos consientes ella mediante la reflexión y la meditación la podemos hacer útil. Entonces, al intentarlo, vamos a  aprender a no “meterle” cualquier cosa a la mente casi de la misma manera como aprendimos a no meterle al estomago cualquier cosa solo porque se nos antojó.

Un ritmo de vida así como el que se acostumbra actualmente,  no ayuda al pensar profundo y si además no incluye la meditación, se parece a los charcos que hace la lluvia en el verano a la orilla de los caminos: se mantienen solo mientras siga lloviendo, pueden incluso albergar vida en su interior, solo que en cuanto aparecen las adversidades se secan irremediablemente desapareciendo lo que en ellos había.

Es mejor buscar la comprensión de lo que como información nos ha llegado a la mente, cuando hemos hecho “sangre y vida” lo que sabemos, cuando hemos experimentado las cosas, sabremos cuales están demás, según el oficio que desempeñemos. Discernir lo útil de lo inútil, lo trivial de lo trascendente, dar con el sentido de nuestra propia existencia nos pondrá en el camino de ser como los lagos: profundos y  llenos de una rica vida interior.

Etiquetas:

El significado de los nombres

Hay un aspecto poco estudiado en las características por medio de las cuales se expresa nuestro destino y me refiero a la cuestión del nombre que nos pusieron nuestros padres y los apellidos que  al identificarlos a ellos nos marcan –al unirse- de una forma bastante singular.

Existen muchas formar de saber sobre las personas y su forma de ser, son conocidos los análisis de la cabeza y el rostro, así como la forma  del cuerpo en las culturas orientales, ni se diga de los horóscopos que terminaron por popularizarse en todo el mundo, sin embargo analizar las interpretaciones fonéticas, filológicas y etimológicas de la manera como se escribe y se pronuncian los nombres produce resultados sorprendentes.  Cabe destacar que es importante circunscribir los análisis el contexto cultural en el que le ha tocado vivir a la persona.

He aquí algunos ejemplos que por ser de los presidentes de México son ampliamente conocidos, considero que son suficientes como para intuir que  hay algo escondido ahí:

Obregón Salido, (Álvaro) : 1920-1924: SALIDO por el apellido materno, nos indica “salir de”. OBREGON es una palabra a la que le podemos extraer BREGA que sugiere lucha. literalmente BREGAR es luchar con otras personas o enfrentar dificultades parta superarlas. BREGON: es una brega grande, de gran magnitud. Si unimos las palabras obtendremos:  “salido de la brega grande”.El prestigio logrado en la Revolucion le permitio llegar a la presidencia.  Ejerció el poder por haberse destacado en la lucha, practicamente como  el único general invicto de la Revolución Mexicana.

Elías Calles ,(Francisco Plutarco):1924-1928 Este caso es  un curioso manejo de su nombre ya que realmente se apellidaba Elias Campuzano, sin embargo dado que su madre murió a los tres años de edad y fue criado por sus tios maternos terminó por adoptar el apellido Calles.  CAMPUZANO  refiere a “campo sano” ( despejado) para el precursor ELIAS  (Elías es otra manera como llamaban en la Biblia a Juan el Bautista, el precursor o quien prepara el camino para otro). PLUTARCO  es “Plutarquico” es decir  autárquico: tendiente a la autosuficiencia. Con estas palabras podemos obtener un resumen de lo que fue su vida: ” camino libre para la nueva era, a base de autoridad” Fue un General de la Revolucion que  ejerció el poder sentando las bases de una nueva etapa en el pais, pero autárquicamente, hegemónicamente concentrando el poder en su persona.

Portes Gil, (Emilio): 1928-1930. GIL es foneticamente muy similar a  “vil”.  PORTES es Porte  o apariencia en plural, en resumen:  ” Vil porte”. “pura apariencia”.  Ejerció el poder aparentando tenerlo, pues ocurrió en la época del “maximato” cuando el que mandaba realmente era Plutarco Elias Calles.

Ortiz Rubio,(Pascual):1930-1932. ORTIZ refiere a “orto” que significa “recto, correcto”. RUBIO se refiere a algo llamativo.  “persona recta y llamativa”. persona “notoriamente recta”.  Ejerció el poder de manera  digna y recta, al grado de mejor renunciar al término de su segundo informe de gobierno,  argumentando no tolerar que otras personas quisieran gobernar siendo él el titular, (refiriéndose veladamente a Plutarco Elias Calles).

Abelardo L. Rodríguez:1932-1934. ( Sus apellidos en realidaderan  Rodríguez Luján): Por razones desconocidas  invirtió sus apellidos y se abrevio el segundo, por lo cual omitiremos sus apellidos. “Abelardo” significa literalmente “hijo fuerte”.  Fue seleccionado para sustituir a Ortiz Rubio cuando éste renunció. Obviamente quien lo seleccionó fue Plutarco Elias Calles.   Ejerció el poder durante el “maximato”, siempre como “hijo” o dependiente del General Calles.

Cárdenas del Río, (Lázaro):1934-1940. CARDENAS sugiere “cadenas”.  DEL RIO  es directa: ” proveniente del  rio”. Por extension su nombre traduce:  “encadenado a la corriente”.  Por extension: “de perdidos al río” es una expresión coloquial que se usa para expresar que una vez empezada una acción hay que aceptar todas las consecuencias y procurar llevarla a término. Ejerció el poder en  un solo sentido de tomar las decisiones  (sin contradicciones), sin vacilar y aceptando cualquier consecuencia. Lázaro Cárdenas está considerado como uno de los más respetados presidentes de México debido a sus contribuciones en materia social y económica para el país.

Ávila Camacho,(Manuel):1940-1946. CAMACHO traduce como “macho” AVILA es posible tomarlo como “ávida” y por lo mismo como “ávido o ansioso”.  Uniendo ambos terminos tenemos: ” macho ansioso”. Otra posible interpretacion es AVILA como “aguila” por extension se trata de una aguila MACHO.  Cuando se afirma que una persona es “águila”  se dice que es de mucha viveza y perspicacia. “macho” que es sin duda del género masculino, es decir fuerte. Ejerció el poder de una manera inteligente y mano firme, logro pacificar y conciliar el país en  una época de grandes conflictos internos y externos.

Alemán Valdés,(Miguel):1946-1952. VALDÉS sugiere en balde” –en vano-. ALEMAN  de ese origen. por consecuencia podriamos leer ” alemán falso”,  “alemán vano”.  Tambien podria ser “Alemán de poca importancia” ( ya que baladí es cercano fonéticamente a VALDÉS). Ejerció el poder como el primer no militar después de la revolución, aparentando ser de lo mejor de las nuevas generaciones, pero dejo una estela de corrupción a su paso.

Ruiz Cortines, (Adolfo Tomás): 1952-1958. RUIZ se puede referir a  “ruin” que significa “mezquino y avariento”, CORTINES a “cortinas” es decir “aquello que encubre y oculta algo. Sin embargo,  dado que conocemos su vida y obra,  en lugar de convertirse en “cortina ruin”más bien se constituyo como “cortina contra lo ruin” pues dados los antecedentes del sexenio anterior caracterizado por  una gran corrupción puso gran enfasis en la honestidad lo cual  le caracterizo por todo su sexenio.

López Mateos, (Adolfo):1958-1964. MATEOS puede leerse como “paseos”.  LOPEZ como “lo” es decir “de él”, como pronombre posesivo. Por extension se puede leer “el de paso”, “el inconstante”. Ejerció el poder realizando múltiples viajes -mas que cualquiera de sus antecesores-  y múltiples aventuras amorosas que lo llevaron a divorciarse a mitad de su mandato. La ironia mexicana para referirse a el lo hacia llamandolo “López Paseos…”

Díaz Ordaz Bolaños (Gustavo):1964-1970. BOLAÑOS es “bola” es decir “reunión bulliciosa de gente en desorden”. A   ORDAZ  es posible extraerle “orda” que se escribe con “h” o sea “horda” que significa “grupo de gente que obra sin disciplina y con violencia“. DÍAZ  es “dia”. Uniendo todas las palabras podemos leer: “bola de hordas a la luz del Día” en otras opalabras “el salvajismo sin esconderse”. por extension “la violencia impune”.  Ejerció el poder usando la fuerza (el ejercito)  de manera violenta e  impune.

Eche verría Álvarez, (Luis):1970-1976. ÁLVAREZ contiene “alva” que se escribe “alba” y que significa “primera luz del día antes de salir el Sol”. Al apellido ECHE VERRIA, es posible extraerle “eche” de hechar y “verria” de “berrear”. Si unimos estas palabras contenidas en estos apellidos podriamos leer: romper el alba (ser el primero) para echar berridos”.  Por extensión podriamos tener tambien: “ser el primero para dar gritos desaforados”. Ejerció la autoridad de una manera protagónica y  atropellada, con resultados contraproducentes.

pez Por tillo y Pacheco, (José Guillermo Abel):1976-1982. PACHECO es una expresion coloquial que refiere al que esta drogado. A los drogadictos en la época de su sexenio se les decia “locos”.  “andar bien pacheco era andar bien drogado”.  PORTILLO puede referirse a “pillo” que significa “sagaz, astuto” pero para hacer trampa, para robar. LÓPEZ  aporta el pronombre posesivo “lo” ( de él ) . En resumen podemos leer “el pillo y además loco”. Ejerció la autoridad con deshonestidad -grandes acusaciones de corrupción- y además  impulsivamente.

De la Madrid Hurtado, (Miguel):1982-1988. HURTADO es “robado o privado de algo”. DE LA MADRID bien puede ser “de la madre”. Por lo que podemos leer: “hurtado de la madre”,  que “no tiene madre”, es decir  sin escrúpulos. También puede ser “robando hasta la madre”, coloquialmente haciendolo sin límites.  Ejerció el poder sin escrúpulos y con una estela de  corrupción altísima.

Salinas de Gortari, (Carlos):1988-1994. Gortari, es también “cortari” por extensión ” cortado”. SALINAS sugiere algo que tiene sal en gran cantidad. Con este nombre podriamos leer: “cortado -marcado-  por las salinas“.  En otras palabras: “marcado por  lo que naturalmente tiene sal”, por extensión  “estar salado”.   Ejerció el poder de una manera obsesiva por el control, sin embargo en sus afanes por controlar todo,  al final todo le salio mal y fue durante muchos años el “villano favorito” de los mexicanos.

Zedillo Ponce de León, (Ernesto):1994-2000. PONCE DE LEON es también ponerse de león”, es decir aparentar serlo. ZEDILLO podria bien ser “sedado” poquito o bien “zorrillo”. Al juntar las palabras obtenemos:  “Aparentar ser un león cuando en realidad se es un zorrillo”. también se puede traduicire como el que aparenta ser un león pero sedado. Ejerció el poder con aires de grandeza sin  estar a la altura para lograrlo.

Vicente Fox Quesada:2000-2006. QUESADA bien puede referirse a “quesada” de hacer queso o como también se dice “cuajada”. FOX  es “zorro” en inglés. Podemos hacer esta traducción ya que es literal y esta persona trabajo toda su vida antes de ser presidente como empleado de una transnacional de origen Estadounidense. Al unir las palabras obtenemos “cuajada de zorro”,. por extension “cuajando como zorro”, esta última expresion en sentido coloquial se refiere al Hombre que es simple e insulso, especialmente por no trabajar, y hacer tardada y pesadamente las cosas. Ejerció el poder de tal forma  que se le llego a acusar de hacerlo en forma displicente e intrascendente, como si fuera una carga.

Felipe de Jesús Calderón Hinojosa:2006-2012. HINOJOSA es casi literalmente “a hinojos” en otras palabras de hinojos” es decir “de rodillas”. CALDERON es una “caldera grande”. Una caldera es un recipiente de metal, grande y semiesférico, que sirve comúnmente para poner a calentar o cocer algo dentro de él. Si unimos las palabras pódemos leer: “de rodillas ante el caldero grande”.  También nos dice “postrado ante el caldero o sea el fuego. Por asociacion de ideas “A Merced del fuego”  es decir  “muy enojón”.  Ejerció el poder subordinado a sus emociones, incapaz de retroceder, irasciblemente.

Como se puede observar no se han incluido –salvo uno-  los nombres de pila de estos personajes, concentrandonos en  las circunstancias que les son públicas por haber sido presidentes del país y tomando en cuenta  que las interpretaciones se dan “a toro pasado”.

Sin embargo los nombres “de pila” también otorgan cierta carga que sería interesante analizar pero que haría demasiado extenso el ejercicio. Lo que hemos mostrado creo es suficiente para demostrar lo que afirmamos: los nombres y apellidos que nos son impuestos nos otorgan cierta carga de contenidos que el destino nos obliga a cargar, de la manera en que desarrollemos nuestra vida dependerá que estas condiciones sean determinantes, es decir se mantengan toda la vida, o solo lo hagan en los inicios de nuestra existencia. Y también si se manifiestan en una escala superior o inferior.

Finalmente he utilizado estos ejemplos porque los mexicanos compartimos el conocimiento que de ellos tenemos y los años en que gobernaron fueron la cúspide de sus vidas en términos de decisiones y realizaciones.  Quien quiera buscar los estigmas que el destino le ha hecho por medio de sus nombres y apellidos no debe de dejar de incluir los aspectos más relevantes de su vida y el contexto cultural en que la ha ido desarrollado. Si aun así no logra entender ningún mensaje, seguramente le falta desarrollar la Intuición.

Etiquetas:

Durmiendo con la Muerte

Qué pasaria si nos enteráramos de cuánto tiempo nos falta para morir? Lo más seguro es que la noticia nos impacte de tal manera  que todos los demás temas pasen inmediatamente a segundo o a tercer lugar, pues solemos pensar en la muerte mas como un concepto intelectual que como una experiencia próxima e inevitable. De esto pueden dar testimonio todos los que al enfermarse han  pasado por esa experiencia.

Que es la muerte sino el medio por el cual se renueva la vida?. En la naturaleza existe una ley implacable en base a la cual las cadenas alimenticias se mantienen, posibilitando  la especialización y evolución física de las especies.  Dicha ley se reduce a la expresión: comer y ser comido y es el proceso que mantiene permanentemente reciclando los compuestos quimicos que integran a todos los seres vivos del planeta.

En el ser humano esa ley que limita la vida a períodos específicos de tiempo, posibilita el relevo generacional donde los viejos son reemplazados por los jóvenes en una trama que el destino va tejiendo a lo largo de los siglos en un forma que estética y espiritualmente solo es posible por quien detenta el control del devenir de la humanidad mediante la influencia que ejerce sobre el destino personal de cada uno de los que la formamos.

Si solo siguiéramos la intuición, esa sensación íntima de lo que debemos de hacer  o lo que nos dicen las cosas que nos suceden y además confiáramos en Dios, la muerte como misterio dejaría de ser motivo de temor.

En la mitología Griega Hipnos, el dios del sueño era hermano de Tanatos el dios de la muerte, ya desde entonces se afirmaba que dormir profundamente era una especie de muerte chiquita. Por lo que si queremos conocer como es estar muerto solo tenemos que tomar conciencia durante las horas del sueño, en las que el alma abandona momentáneamente el cuerpo físico y posibilita así el nivel del sueño reparador,  indispensable para la vida.

A mucha gente la da miedo el solo hecho de poder enterarse del día de su próxima muerte, sin embargo dado que es uno de los aspectos de la vida y que por lo tanto sabemos con absoluta certeza que va a ocurrir, bien vale la pena cuestionarse al respecto.

La muerte, tarde o temprano llegara, inexorablemente., por lo que es mejor prepararse para ello que evadir la cuestión.

Hay una frase que dice “vive de tal manera que así como lloraste al momento de nacer rías al momento de morir”. Lamentablemente es tal el grado de fascinación que el mundo ejerce sobre la conciencia que la vida se les va, se les escapa antes de que logren encontrarle algún propósito edificante o trascendente. La conciencia dormida produce ilusión y se desenvuelve  casi totalmente condicionada por sus propias proyecciones. Los jóvenes piensan que no es un asunto que les competa mientras que a los ancianos  les atemoriza pensar en un asunto que pospusieron siempre.

El destino indica a cada ser humano cuanto tiempo ha de vivir, sin embargo también es cierto que en uso de el libre albedrio hay quienes deciden terminar por adelantado su vida suicidándose o bien la pierden por alguna imprudencia. En el mismo sentido esta quienes atesoran los valores vitales de que dispone su cuerpo físico ahorrándolos  y alargan su vida hasta el límite natural que esto es posible, es decir hasta que el desgaste del cuerpo produce el desprendimiento del alma de la misma manera que el fruto maduro se desprende del árbol al impulso de la brisa. Los que estudian estos procesos en la rama de la medicina conocida como “tanatología” coinciden en que los síntomas universales que distinguen a los moribundos es que se van desatendiendo de las cosas cotidianas, se abstraen de todo, se recluyen en sí mismos y finalmente le dan la mano al ángel de la muerte. Por lo que morir no duele, es más bien una liberación.

Todos compartimos la forma de nacer no así  la forma de morir. Hay quienes pueden modificar a voluntad el contenido de su vida pero  hay quienes hasta pueden hacer algunas modificaciones a la forma y el tiempo de morir, y por supuesto están aquellos a los que ambos acontecimientos les suceden, simplemente les suceden, sin la menor posibilidad de modificar su destino tanto al iniciarse como al terminarse.

Quien le quita intencionalmente la vida a un semejante queda inevitablemente afectado y ligado a su víctima por esa atrocidad. Si el asesino supiera el lastre que agrega a su alma jamás se atrevería a hacer semejante cosa. El caso de Moises  es un  ejemplo de esto último, pues de joven,  antes de realizar los prodigios que relata la biblia, pasó por esa experiencia.

En el vida todas las cosas tiene una repercusión, todas las acciones generan reacciones, como dice el dicho “el que siembra rayos, cosecha tempestades..”. No es fácil estar  de acuerdo en las afirmaciones de que por más mala que haya sido una persona, con que se arrepienta al final ya está todo perdonado y arreglado.  En esta época de terribles acontecimientos en que el odio , la destrucción y la degeneración dominan  el ambiente es obligatorio preguntarse ¿ y las consecuencias de los  actos y decisiones personales? Quien va a pagar por los errores que cometimos?. En realidad todo cuesta y las consecuencias de nuestros actos nos corresponde a cada quien asumirlas.

Sin duda el perdón existe pero hay que solicitarlo tan intensa e insistentemente como grave haya sido la falta. Y así por cada una de las faltas que hayamos cometido. No faltará quien piense “si así es la cosa…. habrá quien necesite comenzar desde vaios meses antes y algunos hasta años para poder llegar limpio el día de su muerte….”

Si así fuera que nos impide hacerlo?  Además refleja una situación común: siempre pensamos en la paja del ojo ajeno antes de la viga en el propio.

Pedir perdón está bien, pero como dicen en España: “obras son amores y no buenas razones”, es decir tenemos que hacer tantas buenas obras como malas hayamos cometido.

Es importante saber sobre la vida, sobre nuestra propia vida. Eso de que  ¡es que no sabía¡¡ no es justificación valida. . Esa es la situación que enfrentan los nihilistas.

Morir es fácil. Conservar la vida es una obligación. Hacer de ella un  milagro es un prodigio que logran las almas anhelantes cuando son perseverantes y saben para donde van.

Una persona es lo que es su vida.  Sin embargo además de la calidad, o en otras palabras en que la estamos utilizando,  esta la cuestión  de cuánto tiempo va a durar nuestra vida?

El estar preparado para  recibir esa información y valerse de ella para modificar el destino personal es un indicio de que no se ha vivido en vano en términos de lo que esta mas allá de la muerte.

Dicho de otra manera saber esa información impacta, transforma e irresistiblemente nos hace “voltear hacia el cielo”, pensar en Dios.  Basta platicar con las personas que se saben poseedoras de alguna enfermedad incurable, su perspectiva de la vida cambia, sus prioridades también.  Es curioso pero todos lo sabemos, la única diferencia, por el momento, es el plazo y el estar enterados o no de él.

Cada generación tiene su sello distintivo y la actual esta fascinada por las comodidades  de la vida. La búsqueda de la comodidad, el mínimo esfuerzo y el hedonismo han trivializado la existencia de millones de seres humanos. Su actitud parece retarlo todo en una especie de sentencia como diciendo “comamos y bebamos, que mañana moriremos…”

Si quieres ampliar  la fecha de tu muerte pídeselo a Dios: modifica  el tipo de vida que estas llevando (cualquiera que este sea), reinicia de nuevo y entonces solicita mas plazo. Recuerda aquella sentencia que dice: “a Dios rogando y con el mazo dando…”.  Si la nueva vida que estas iniciando vale la pena, es decir puede servir de algo en beneficio de  la humanidad, es posible que seas escuchado. Si no obtienes respuesta radicaliza tu solicitud, entrégale tu vida a Dios, incondicionalmente y  dedícate a hacer el bien. Portase bien con los que amamos tiene su merito, pero hacerlo con los desconocidos, perdonar a los que no nos aman, etc., en una escala en la que si sublimamos nuestra disposición hasta el extremo de estar dispuestos a  sacrificarnos en beneficio de la humanidad entera, influira extraordinariamente en todos los que te rodean y te obligara a viajar.

Si así procedes seguramente tarde o temprano serás escuchado. Por la respuesta no te preocupes simplemente aparecerá en tu corazón. Tampoco por la forma de cómo hacerlo, solo vuelve a hacer lo que hacías cuando le pedias a tu madre en los primeros años de vida: ningún niño usa formulas u oraciones para pedirle a su mama lo que necesita, sencillamente se lo pide.

También puedes no hacer nada y seguir durmiendo profundamente en el regazo del destino, confiando en que el contiene una buena dosis de todo lo que deseas y, sobre todo, diga que tienes por delante muchos años más.

Finalmente es obvio que no todas las personas pueden hacer ese tipo de negociaciones, sin embargo, si no se te concede lo que pides el efecto logrado en el intento ten la certeza que habrá valido la pena.

Cuando soñamos con Dios comprendemos que siempre hemos dormido con la Muerte.

Etiquetas:

Por el camino de los cinco cerros

Los volcanes forman parte de una intrincada trama en el devenir histórico y espiritual  de este país.  La leyenda de los volcanes es uno de sus primeros indicios y es aquella que relata la historia de amor entre dos jóvenes que al no poder consumarlo por la muerte de la doncella, impulsa

la mujer dormida debe dar a luz

la mujer dormida debe dar a luz

al joven a permanecer sentado, vigilante, ante  el cuerpo yacente de su amada que simula estár cubierto por una sabana banca e inmaculada producto de la nieve permanente que dicho volcán tiene.  Esa estampa es la que sugiere la leyenda tiene ante sí el espectador al ver a la distancia a ambas cumbres: la hierática silueta de ella ante la impenetrable disposición vigilante del otro.

Es sabido que Hernán Cortez siguió la  ruta entre ambos volcanes camino a Tenochtitlán, seguramente por ser ese el camino que quienes lo guiaban utilizaban para ese propósito. Aun hoy al espacio que hay entre ambos se le conoce como “paso de Cortez”.

Partiendo de la región conocida como la del “sotavento” en el sur del estado de Veracruz se prefigura  una ruta de cinco montañas que conducen desde la ciudad de México  hasta la costa de golfo: el Popocatepetl, el Iztaccihuatl,  el Citlaltepetl, el Nauhcampatépētl y el Macuiltepec. Aunque suelen ser referenciados en el sentido inverso tal vez como los puntos geográficos  que debían de seguir los viajeros en la época prehispánica que quisieran llegar a Teotihuacán, partiendo de la costa de Veracruz, Tabasco, etc., que como sabemos siempre estuvo densamente poblada.

El primero (el popo) es  uno de los más altos de la cadena montañosa que rodea al valle de México, al segundo también se le conoce como el de “la mujer dormida” por ser precisamente, como lo comentamos al principio,  esa su apariencia desde lejos,  el tercero es también conocido como el “pico de Orizaba”  que además de ser el más alto es el más bello de todos, no en vano su nombre significa “cerro de la estrella”, al cuarto se le conoce como el “cofre de Perote” y el ultimo simplemente se traduce como el “quinto cerro” literalmente del náhuatl y se encuentra dentro de la mancha urbana de la ciudad de Xalapa. Curiosamente los últimos tres se encuentran todos en el estado de Veracruz.

el macuiltepec al centro de Xalapa

el macuiltepec al centro de Xalapa

Estando en la época de estudiante viví en la colonia aguacatal en las faldas del Macuiltepec y sé que desde su cima se aprecia  en forma privilegiada el cofre de perote y en días despejados el Pico de Orizaba,  que si bien no están alineados geográficamente, si son las cumbres más visibles desde esas latitudes. Llegar a Xalapa siempre fue parte de una extraña sensación pues recorría gran parte del país para lograrlo,  pero sobre todo me llamaban la atención los volcanes nevados. Disfrutaba los paisajes desde Puebla que me permitían ver los volcanes que el smog de la ciudad de México  oculta desde aquel lado. Siempre quise escalarlos, con casi todos lo intente. La falta de recursos siempre lo hizo difícil, a todos los remonte una parte lo suficientemente alto como para disfrutar de la soledad de sus bosques de pinos y en algunos casos disfrutar de ese paisaje singular que se presenta al montañista cuando llega a la frontera de la zona arbolada para dar paso a la de los hielos permanentes.   Solo llegue a la cumbre del Cofre de Perote. En el caso del Macuiltepec, como lo hice con casi todas las cascadas, playas y montañas cercanas a Xalapa, en los años que vivi ahi}í,  me las ingenie para  recorrerlo a detalle, es un cerro extraordinario en biodiversidad sobre todo a los ojos de un sonorense.  En los días despejados devela un magnifico paisaje, el de hace 30 años era ver como emergía de entre la bruma, con los primeros rayos del sol, somnolienta e inocente una ciudad de Xalapa casi siempre húmeda y bordeada por unos intensos y variados tonos del verde que me resultaban especialmenmte atrayentes. Lo que al principio me abrumo, después me sirvió de inspiración. Me sobrecogía el alma ver llover por días enteros pues en el  norte las lluvias son escasas, intensas y casi siempre de muy corta duración. Gratos recuerdos tengo del parque de “los berros” y de la zona que bordea a “los lagos” que es vecina a la facultad de Biología de la Universidad Veracruzana. Y por supuesto de mis amigos de entonces.

Un día de esos, en 1982, siguiendo mi curiosidad e intuición y después de mucho insistir,  convencí a un grupo de amigos a escalar el cofre de Perote, nos dispusimos con lo suficiente para hacerlo en dos días y una mañana muy temprano salimos a pie desde la casa de uno de ellos que vivía en la región de “las animas” y desde la cual se aprecia imponente.

Éramos cuatro estudiantes universitarios en sus primeros semestres para llegar a ser médicos, ingenieros y biólogos, recorrimos los caminos vecinales entre risas y bromas de quienes crecen despreocupados y confiando en que los obstáculos, cualquiera que pudieran aparecer, los podríamos solucionar, en esos años nada nos detenía.

Pronto solo pudimos avanzar por el cauce de las corrientes de agua que se forman por la lluvia.  Conocimos paisajes maravillosos que surgían de entre los pastizales para el ganado: remansos de arroyos bordeados de sauces, caídas de agua y vistas espectaculares de lo que íbamos dejando atrás conforme ascendíamos. Nos toco comer en un precioso bosque de pinos y oyameles que se extendía en aquellos lugares en que los ganaderos no habían podido o querido hacer zona de pastoreo.  Era asombroso ver hacia abajo esas amplias extensiones de zacatales ondulantes, con ganado siempre gordo,  sobre todo después de haber visto, unos meses antes,  gente con lanzallamas quemando las espinas de las choyas para posibilitar que el ganado pudiera tener algo para comer, en la sierra sonorense.

La noche nos obligo a quedarnos en el pueblo conocido como “el conejo” que está en el camino y en cuya escuela pudimos quedarnos a dormir, ya no faltaba mucho para llegar a una cima que además de nieve estaba infestada de antenas en la roca que culmina dicha montaña. Confieso que eso de las antenas siempre me ha desagradado, rompe el encanto mágico de esos lugares.

la cima del cofre de Perote

la cima del cofre de Perote

Para compensar el desencanto de no poder subir hasta el máximo posible nos dispusimos a jugar “guerritas” con bolas de nieve y disfrutar del paisaje, despues de todo lo habiamos logrado.

La curiosidad y la intuición son dos compañeras que me han acompañado y que me han permitido siempre confiar en el futuro.  Es muy util de cuando en cuando repasar lo que uno ha hecho, todo lo que va sucediendo, pues ahi hay tambien un mensaje  del tipo de persona que somos.  Esto es posible  siempre y cuando nos detengamos a hacer recapitulaciones y tratar de   unir los puntos de cada etapa de la  vida y descubrir la mano invisible de “la providencia” o como quiera que queramos llamarle a eso que está en el fondo del alma humana y que genera los impulsos, crea las necesidades espirituales y da forma al destino individual de cada persona,  conectándolo con los que debe y llevándolo a los lugares donde está relacionado desde antes de nacer por simple ley de recurrencia.

Esto me ha sido posible comprenderlo mejor una vez que han pasado las cosas, casi siempre años después, no antes.

Nauhcampatépētl significa “montaña de cuatro lados” literalmente, muy probablemente en referencia a la peña de roca maciza que, vista desde lejos, semeja una caja. Aunque también se le puede interpretar como cuarto cerro, de hecho esa es la que más me gustaba en esos días que estaba  reciente en mi la huella que dejo el libro “la mujer dormida debe dar a luz” en referencia al  próximo despertar espiritual que se espera de México y que esta alegorizado precisamente por la “iztaccihuatl” que vigila postrada sobre el valle de México y de la cual esta montaña forma parte de una serie de cinco, siendo precisamente el Macuiltepec el ultimo.

Recorrer esa ruta o subir a esos volcanes es también emular un recorrido espiritual que busca realizar el prodigio de lograr que “la mujer dormida” (la conciencia) despierte.

Etiquetas:

Una noche en Palenque

La cultura maya desde que irrumpió en el mundo moderno ha ejercido sobre los investigadores una extraña fascinación: las razones son de varios tipos, en mí caso comenzó cuando supe que su escritura jeroglífica era la única en el mundo que aun no se había logrado descifrar.

Eso fue como una especie de aguijón que me impulso a estudiar, desde muy joven,  todo lo relacionado con los Mayas antiguos. Después de leer cuanto libro pude conseguir, visite varias veces el Museo Nacional de Antropología e Historia, en la Cd. de México, siendo la Sala Maya en la que pase días enteros recorriéndola a detalle o encerrándome en la Biblioteca del museo ubicada en la planta alta.

Después, ir a la Península de Yucatán fue como un paso natural, me quede a vivir ahí por más de dos años radicado primero en Mérida y después en el pueblo maya de Tizimin, desde el cual recorrí la península completa varias veces con el fin de conocerla, pero sobre todo deteniéndome en cada una de las zonas arqueológicas conocidas y algunas no tanto.  Me gustaba presentarme con los folletos que a manera de “guía del lugar” el Instituto Nacional de Antropología  de Historia de México edita ex profeso y así recorrer sus edificios con los planos publicados.

El aroma de sus bosques, la lluvia del verano y los amigos yucatecos me acompañaron en todas esas travesías que nos  regalaron tardes inolvidables bañándonos en algún cenote, disfrutar de las playas de Tulum  o de la tranquilidad de las  plazas -casi siempre con  ceibas-  de sus pueblos.

Numerosas ocasiones les serví de guía a amigos y conocidos ocasionales por el grado de familiarizacion que llegue a tener de las zonas arqueológicas, especialmente las de la península de Yucatán.  Lo que no sabían (yo mismo lo supe años después) era que estaba siendo víctima del “hechizo de las estelas”: casi todos los sitios arqueológicos en México tienen concentrados en un lugar especial los restos más importantes, formando así el  museo del sitio y son las estelas y restos de escritura jeroglífica los más llamativos.  En esos años invertí muchas horas examinando de cerca Estelas, cerámicas y demás vestigios, poco a poco fui  sintiendo una gran atracción por ellas, de hecho integre una amplia colección de dibujos detallados de las estelas hechos por muchos artistas a lo largo de los años, que todavía conservo.
En esa época fueron varias las ocasiones en que los guardias del Museo Nacional me obligaron a salir por haber transgredido la estricta prohibición que ahí hay de no tocar las estelas, impulso que varias veces no pude contener.

Especial atención le puse al calendario maya y su correlación con el calendario cristiano, producto de esos años de estudio e investigación, escribí una especie de manual con un resumen detallado de cómo interpretar las fechas mayas con respecto a las fechas de nuestro calendario, incluyendo las tablas que lo facilitan, sacadas de algunos libros sobre el tema.

Años después leí a un investigador Europeo que coincidía con otro estadounidense en relación a que trabajar por largos periodos cerca de las estelas mayas originales  le había producido una especie de obsesión por ellas, reconocí los síntomas y me congratule de haberla padecido pues hay algo en esos lugares y en esas piedras -cuyos usos rituales no son públicamente conocidos- que nos dan testimonio de una cultura que no está del todo muerta, o dicho de otro modo nunca murió.

Para cuando por fin  pude visitar Palenque, en el Estado de Chiapas, ya era todo un conocedor de la escritura jeroglífica maya, de sus dioses, cronología, etc.,  Sin embargo Palenque es un sitio muy especial entre otras cosas por la riqueza de sus vestigios arqueológicos que incluye la escritura mas exquisitamente conservada y por supuesto por el Templo de las Inscripciones, sede de la cripta funeraria de Pak’al el gobernante maya más famoso de la antigüedad.

Con meses de anticipación  a esa visita, estudie  los principales trabajos de una especie de simposio llamado  “mesa redonda de Palenque” organizada  año con año por Merle Green Robertson y que fue la vanguardia de los estudios mayas por muchos años.  Finalmente llegamos una mañana  de Octubre un grupo de  nueve  amigos, todos estudiantes gnósticos e inmediatamente nos dispersamos por el lugar.  Desatendiéndome de los demás  y guiándome por un impuso interior me dirigí hacia la selva y me interne por una vereda que va siguiendo el arroyo que atraviesa la ciudad. Al poco tiempo ya estaba fuera de la zona arqueológica, sin embargo ver a un grupo de nudistas extranjeros que disfrutaban de ese paraíso tropical bañándose en las aguas cristalinas me obligo a regresarme, frustrándose el encuentro con  lo que en esos días estaba buscando.  Recorrimos a veces en grupo, a veces solos, todos y cada uno de los edificios del lugar.

En un momento dado, les invite a quedarnos esa noche en el edificio que se conoce como “el palacio”, varios me objetaron que eso no estaba permitido. Les conteste que a quienes debíamos de pedir permiso era a los Mayas antiguos verdaderos dueños de ese lugar, agregándole que la oportunidad era única pues la poca afluencia –era entre semana- y el clima eran ideales para conocer de cerca cosas que nunca se podrán aprender en los libros.  Estuvieron de acuerdo y nos volvimos a dispersar con el propósito de  “despistar” a los guardias. Visite la tumba de Pak’al el gran gobernante de Palenque y me arrope de la magia de ese lugar extraordinario que está en las entrañas de la pirámide de las inscripciones, mediante la realización de  un ejercicio de imaginación para “recrear” las ceremonias rituales de consagración de ese recinto sagrado aprovechando que estaba solo en su interior y así pedir permiso para quedarnos esa noche. Poco a poco  fui logrando una mejor concentración recreando todo lo más detalladamente posible, hasta que la presencia de un grupo de visitantes me obligo a salir de ahí. Una vez que oscureció, poco a poco nos fuimos  reuniendo en el patio central del “palacio”, nos pusimos a meditar en grupo hasta que las voces desaparecieron por haberse retirado todos los visitantes, entonces aparecieron con fuerza los sonidos nocturnos de la selva, que imperceptiblemente  nos fueron envolviendo dando la apariencia de que subían de volumen.   A una señal nos pusimos de pie y nos tomamos de la mano formando una cadena, después de algunos ejercicios de respiración y concentración grupal realizamos  una invocación a las deidades Mayas del lugar. Casi de inmediato el silencio regresó, y después de un buen tiempo nos envolvió una especie de burbuja en la que el viento no soplaba, los mosquitos no se acercaban, mientras insistíamos en llamarlos a viva voz.  Como dirigente de la invocación fui testigo de los resultados de nuestro atrevimiento, así como lo fueron también algunos de los miembros de la cadena. Los detalles que vimos y oímos físicamente se relacionan con un jaguar que con sus rugidos y desplazamientos alrededor de donde nos encontrábamos nos  hizo sentir su cercanía, más nunca como para sentir que estábamos en peligro. Sin embargo a pesar de los esfuerzos que hacíamos imprimiéndole vehemencia en nuestros llamados, la desconcentración de algunos nos impedía avanzar, nerviosos por la presencia de uno de los  “guardianes” del lugar, sin embargo los efectos que produjo más tarde en la  noche, ya fuera del cuerpo, compensaron todos nuestros esfuerzos.  Los detalles no es necesario relatarlos, baste decir que esos lugares mágicos mantienen la fuerza que les imprimieron seres extraordinarios que siguen en sus templos contemplando las estrellas e iluminando a las almas que se desenvuelven suspirantes bajo la egida del “rayo maya”…….lamentablemente fuimos interrumpidos por la presencia de los guardias que descubriendo el carro en el estacionamiento regresaron a buscarnos para obligarnos a   desalojar el lugar, sin embargo lo que experimentamos lo llevamos en el alma como una a prueba viviente de la realidad de los seres que animaron la existencia de una extraordinaria ciudad funeraria como es Palenque.

Experimentar Palenque nos traslado al alma cosas que nunca podran lograrse  leyendo libros  sobre el tema.

Comprobamos que querer conocer la Cultura Maya sin visitar sus lugares es quedarse solo con la apariencia o fachada y que el rigor  y el celo con el que son custodiados dichos lugares impide que se acerquen los que lo hacen solo por curiosidad.

Un alma sedienta armada de un corazón en paz nos abre las puertas de los mejores y más puros  anhelos. Animarse a entrar, pedir los permisos correspondientes, respetar el lugar, pedir en grupo, elevar las plegarias dirigidas a quienes fueron el centro de atención por muchísimos años, hace que desde el fondo de los siglos se asome,  en los mismos lugares en los que operaron los prodigios, la fuerza del Espíritu Maya revestido de las cualidades que le permita a los solicitantes recibir lo que necesitan, no necesariamente lo que pidan.

Si visitas México, no dejes de pasar una noche en Palenque.

Etiquetas:

UNHATE (contra el odio )

UNHATE (contra el odio )

Hace unas semanas fuimos testigos de unas imágenes impactantes: por todo el mundo se reprodujeron fotos de personajes de la vida política del mundo actual en actitud de besarse entre si,  como parte de una campaña publicitaria de cierta compañía  de ropa.

Por las características de la Internet lo que se mostro en anuncios espectaculares por las calles  de Roma, Paris, Etc., lo pudimos ver  inmediatamente en México.  Por este lado del mundo la imagen más reproducida fue la del presidente de E.U.,besándose con el de Venezuela, aunque en Italia la más comentada fue la del beso entre el Papa y el titular de la más alta institución del Islam  (El imán Ahmed al Tayeb) . En Asia impactó mas  ver a los líderes de las dos coreas con décadas de hostilidades entre si besarse en público.

Independientemente de que las imágenes fueran  editadas, constituyen por  si mismas  una revelación de  tres aspectos inquietantes  de la situación actual y de hacia dónde nos dirigimos como conglomerado humano:

1.- Por el uso de la tecnología incluyendo las perspectivas de desarrollo futuro de la ciencia,

2.- Los contenidos que le dan forma a nuestros intereses  incluyendo las  preocupaciones de quienes nos gobiernan,

3.- Así como  las consecuencias futuras de todo esto.

Los científicos famosos suelen ser impulsados y cuestionados por los periodistas sobre “hacia dónde va la ciencia” con el fin de obtener sus “predicciones”, sin contar a los que en un gran esfuerzo de imaginación desarrollan lo que se denomina “ciencia ficción” y en la que todos tratan de escudriñar los avances que se esperan lograr en las próximas décadas y siglos.

Muchas veces me he preguntado: ¿ de qué sirve que se insista en alargar la vida hasta los 120 o 150 años como promedio de expectativa generalizada si los beneficiarios de dichos avances científicos  pueden ser  personas que no han descubierto el sentido de su misma existencia?  Nos hemos puesto a considerar que los dictadores,  los asesinos irredentos,  los delincuentes, etc.,  dispondrán  también de 150 años para seguir haciendo lo que hacen?

Afortunadamente una vida sin sentido de trascendencia solo necesita unas décadas para generar hastió, por lo que prolongar la vida del cuerpo físico es un contrasentido para aquellos que solo viven por vivir.

Me llama mucho la atención que ya haya  iniciado la etapa del turismo espacial que tarde o temprano permitirá viajar  cada vez más lejos,  si lo que vamos a llevar a otros planetas no es otra cosa que las semillas de lo que somos.  Ya sabemos   el efecto que produjo en este continente, hace cinco siglos,  el que los primeros en llegar fueran aventureros, ex presidiarios y militares ansiosos de agradar a los reyes de entonces, pero   todos en búsqueda de dinero y fama: la conquista de los territorios de lo que ahora es América fue una epopeya genocida realizada a sangre y fuego, que la caridad y benevolencia de los religiosos que se incorporaron después no pudo contrarrestar y que incluso termino por hacerlos  colaborar pues un  proceso histórico de esa envergadura  una vez puesto en marcha no se pude detener.

Ya hay quienes quieren “escriturar”  la luna y comenzar a comercializar sus recursos naturales, por ese camino que  le esperará a los planetas que visitemos?  Obviamente que si no se modifica el estado actual de cosas,  lo único que lograremos será prolongar en el espacio  nuestros problemas y miserias que nos han enfrentado unos a otros por siglos.

El problema de fondo es que los avances científicos y tecnológicos suelen estar a disposición  de las personas equivocadas y de eso hay numerosos ejemplos: uno de los más conocidos se dio  al conocerse  los detalles de la estructura básica de la materia que le permitió a gentes sin escrúpulos desarrollar la bomba atómica antes de cualquier otra cosa. Hoy sabemos  de muchas   más aplicaciones que dicho conocimiento tiene, sin embargo en lo que fue utilizada con un gran sentido de urgencia y crueldad   fue para “terminar” con la segunda guerra  mundial, iniciándose inmediatamente la posibilidad de una tercera, razón por la que todo mundo comenzó una esquizofrénica  carrera armamentista que ha paseado el  “fantasma “ de la tercera guerra mundial por más de siete  décadas en los escenarios de la política internacional.

Más tarde en el tiempo no hemos encontrado con grandes avances científicos y tecnológicos. De entre  los más significativos actualmente está la red global. ¿Para qué está sirviendo la Internet actualmente?  Aparte de permitir enterarnos de lo que sucede en cualquier punto del planeta  de inmediato, de difundir los conocimientos en forma abierta y permitir el intercambio cultural a escala planetaria lamentablemente  también está siendo una herramienta para delinquir. Las naciones se esfuerzan por actualizar sus códigos penales para poder contemplar los nuevos delitos que se  están cometiendo.  En Europa se ha medido  a detalle el gran impacto que los delitos cibernéticos están produciendo, pues las facilidades de la red global también está siendo utilizada para hacer y propagar el mal.

Las paradojas de la humanidad siempre han sido de esa naturaleza:todo lo puede utilizar para ambos sentidos.  La mano puede bendecir o matar.

Los problemas entre los países en la gran mayoría de los casos son la extensión de los problemas de sus líderes, por lo que la campaña publicitaria mostrándolos besándose entre sí no solo desnuda la base del problema, sino que difunde el que sí es posible vivir en paz, si nos lo proponemos.

Fue muy notorio que varias de las figuras públicas se molestaron por ser mostrados en actitud de besar a sus enemigos, los argumentos fueron de varios tipos, pero no lograron ocultar que en el fondo no pueden superar los sentimientos que  les impiden  interactuar con  sus pares.

Hay algo en la psicología personal que se proyecta a la psicología colectiva de los países como entes sociales que amerita ser estudiada. Las masas arrastran a los individuos al grado que los valores entendidos forman una especie de “guion de teatro” que los líderes de los países de ven obligados a representar.  Lo triste es que nos hacen participar en una gran tragedia en la que los “espectadores” realmente somos protagonistas duales tanto en calidad de “carne de cañón”, como en la de público exigente.

El odio que caracteriza a los problemas del mundo  actual es la extensión de los odios individuales, por eso me parece que la campaña UNHATE de la compañía Benetton, a que hago referencia,  realmente “dio en el clavo”.

reto a la tolerancia

reto a la tolerancia

Me gustaría referirme a la “biografía” del odio: es engendrado por la pareja formada por el  inseguro y la envidia.  La intolerancia lo amamanta hasta hacerlo crecer. Cuando ya puede masticar se alimenta con el progreso de aquel que es el centro de sus atenciones, rechazándolas hasta excretarlas en forma de venganza, sin poder ocultar que la violencia que produce el odio siempre lleva en la genética a la inseguridad que lo engendro. El odio, esa manifestación violenta por el bienestar ajeno, es  pues una consecuencia o estadio más complejo de varios defectos conjugados.

Para  hacer labor  permanente contra el odio, hacen falta mucho más que una campaña mediática, se necesita analizar sus orígenes en la psiquis, sus motivaciones y valorar las consecuencias que produce.   Una sociedad violenta motivada por el odio está formada por individuos que odian, no se puede eliminar el odio socialmente expresado si no lo eliminamos de nuestro interior primero.

En relación a que el odio se encuentra incrustado en la naturaleza humana esta aquella frase de Einstein que acosado por los periodistas sobre como creía que sería la tercera guerra mundial en los primeros años del uso de las bombas atómicas, les espetó:   “no lo sé, pero lo que sí les puedo asegurar es que la cuarta será con palos y piedras.”

Etiquetas: